Caso Tándem

Brufau y Fainé reconocen que hablaron de colaborar en áreas de seguridad pero niegan conocer a Villarejo

Ver vídeo

Isidre Fainé, expresidente de CaixaBank, y Antonio Brufau, presidente de Repsol, han reconocido este viernes en la Audiencia Nacional que hablaron de que sus respectivas áreas de seguridad debían colaborar para defenderse del intento de asalto de SacyrPemex a la petrolera en 2011. No obstante, ambos han negado conocer al excomisario José Villarejo ni haber participado en la contratación de su empresa.

Brufau ha declarado ante el juez Manuel García-Castellón que le comentó a Fainé que sería bueno que «las dos áreas de inteligencia corporativa profundizaran en la investigación» porque había una necesidad de compartir esfuerzos, según fuentes presentes en la declaración. CaixaBank era entonces el principal accionista de Repsol con cerca del 15% del capital, y Fainé era consejero de la petrolera.

El actual presidente de la Fundación La Caixa ha reconocido esta propuesta, pero ha matizado que fue un mero comentario muy genérico y que no se produjo en el seno del consejo de Repsol,. Asimismo, ha señalado que nunca surgió la idea de compartir gastos como declararon sus jefes de seguridad ante el magistrado. «Los presidentes no se encargan de eso», ha dicho literalmente.

El presidente de Repsol ha admitido que el intento de asalto de Sacyr y Pemex era algo muy importante para la petrolera. Por eso, dio una «instrucción genérica a todas las áreas de la empresa» de que había que extremar la atención, analizar lo que estaba pasando. A preguntas del juez, ha reconocido que también fue una instrucción concreta al área de seguridad, según las fuentes.

Sin embargo, ha asegurado que la investigación no le llegaba a él, porque estaba por encima, y que solo llegaba hasta el jefe de seguridad, Rafael Araujo. Según su declaración, solo sabía que habían contratado a una empresa, pero no sabía de quién era y se enteró de quién era Villarejo por la prensa. El exsecretario general de la compañía, Luis Suárez de Lezo fue quien le informó de que Araujo ya había contratado a una empresa, pero no sabía cuál era, y que él no tenía que autorizar la contratación, por lo que no tuvo constancia de ninguna irregularidad.

Brufau ha negado haber tratado nunca con Villarejo sobre este asunto, y ha dicho que sería Suárez de Lezo el que despacharía con él, aunque el exsecretario declaró el jueves en la Audiencia que él no tuvo nada que ver con esa contratación. El presidente también ha desmentido que diera órdenes directas a Araujo porque no despachaba con él. «Araujo tomó la decisión autónomamente y cuando Cenyt estaba contratado se lo dijo a Suárez de Lezo, que fue quine me lo dijo a mi y fue entonces cuando hablé con Fainé», ha señalado, siempre según las fuentes.

Fainé atribuye la contratación de Cenyt a Brufau

En cuanto a Fainé, también ha negado conocer a Villarejo y haberse reunido con él pese a que una reunión con Fainé figura en las agendas del excomisario. Según su declaración, la contratación de Cenyt fue una cosa que llevaba Brufau y él se fía completamente de él. El expresidente de CaixaBank ha afirmado que «no intervine ni directa ni indirectamente en el proceso de contratación».

Ha admitido que Brufau le dijo que sería conveniente una colaboración entre las dos entidades y que se encargarían los jefes de seguridad, cosa que él transmitió al jefe de seguridad de CaixaBank, Miguel Ángel Fernández Rancaño y al director general de medios, Antonio Massanell, pero no tuvo más información. A diferencia de Brufau, sí ha hadmitido reunirse periódicamente con su jefe de seguridad, quien le remitía informes trimestrales, pero en esos encuentros le decía que no había nada relevante en la cuestión de Repsol.

Lo último en Economía

Últimas noticias