REESTRUCTURACIÓN BANCARIA

El BCE apremia a la banca española a fusionarse ante la crisis y el sector recupera con fuerza en Bolsa

Liberbank, Unicaja, Sabadell y Bankia encabezan las subidas en el mercado

Bankia y Kutxabank se suman a la puja por Liberbank y ponen en peligro la fusión con Unicaja

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE)
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE)

El BCE ha lanzado en las últimas semanas un mensaje claro a las cúpulas de los bancos españoles: hay que acometer fusiones ya, sin esperar a superar los efectos de la crisis del covid como pretendía el sector. Ya se han iniciado los primeros acercamientos -como los de Bankia y Kutxabank a Liberbank, adelantados por OKDIARIO- y el sector se ha recuperado con fuerza este lunes en bolsa al calor de estas expectativas. El objetivo del supervisor europeo es frenar la explosión de morosidad que teme que va a provocar la grave situación económica.

«El Banco Central Europeo tiene miedo a que el aumento de morosidad en esta crisis se lleve por delante a alguna entidad; ya no estamos hablando de un solo sector, como el inmobiliario en la anterior crisis, sino de todos porque se trata de un impacto general», explica una fuente cercana al supervisor.

«En vez de exigirles más capital como entonces, directamente les está diciendo que empiecen a integrarse, algo que el sector ya sabía que tenía que hacer tarde o temprano», añade. Esto supone una aceleración respecto al calendario que manejaba el sector, que había aplazado la concentración hasta el próximo año.

Las fuentes consultadas matizan que se trata de una «instrucción general» expresada en los encuentros regulares que las entidades mantienen con el BCE, y que el organismo que preside Christine Lagarde no señala entidades ni operaciones concretas. «Simplemente les ha dicho a todos que no hay más remedio que fusionarse y que se pongan a ello ya, que no esperen al próximo año como casi todas las entidades pretendían, así que no sería extraño que veamos anuncios en las próximas semanas», asegura otra fuente.

Estas expectativas han provocado este lunes una fuerte recuperación del sector en bolsa, tras las caídas acumuladas en los últimos meses. Liberbank -que ya se había disparado el viernes tras la información de OKDIARIO- se anotó el 15,17%, seguida por Unicaja con un 9,65%, Sabadell con el 9,41% y, ya más alejada, Bankia, que subió el 6,56%.

Liberbank abrirá el fuego

Todo apunta a que la primera operación que se cerrará es la de Liberbank. La pregunta es con quién acabará: todo apuntaba a que iba a cerrar por fin su fusión con Unicaja, ya que había retomado las negociaciones con la entidad malagueña tras la fallida opa de Abanca de febrero de 2019. Sin embargo, el covid las había puesto en ‘stand-by’, y los acercamientos de Bankia y Kutxa abren nuevas posibilidades.

El resultado de esta puja por Liberbank determinará las siguientes operaciones, en las que probablemente también estarán implicados Ibercaja (que debe salir a bolsa) o Abanca (que quiere crecer fuera de Galicia).

La gran operación política que está sobre la mesa, con la que el PNV presiona a Pedro Sánchez, es la fusión de BBVA y Bankia con Goirigolzarri como presidente. Pero es muy compleja porque choca con la resistencia de la cúpula del banco vasco, por lo que depende en buena medida de su futuro judicial por los contratos con el excomisario Villarejo. De ahí que Bankia esté buscando otras alternativas para crecer y tratar de elevar su valor bursátil para que el Estado pueda recuperar una parte mayor del rescate.

Comprar sin pagar

En este baile también tendrá que participar Sabadell (lo que explica su rebote en bolsa después de sufrir una caída de casi el 70% en lo que va de año hasta mínimos históricos). Santander ya cubrió su cupo con Popular, pero no así CaixaBank pese a sus compras en la primera oleada de fusiones: Banca Cívica y Banco de Valencia.

Un obstáculo para este movimiento es que tanto el banco catalán con sede en Valencia como el BBVA (si evita la unión con Bankia) han solicitado al BCE que las nuevas operaciones sean como la del Popular: gratis. Se aferran al precedente creado y aseguran que es difícil justificar ante sus accionistas por qué el Santander puede hacerlo y ellos no.

Pero eso implica que tendrían que esperar a que algunas entidades lleguen a valer casi cero en bolsa. Y el BCE no está dispuesto a concederles ese tiempo.

Lo último en Economía

Últimas noticias