Un 24% más que antes de la pandemia

Banco Santander gana 8.124 millones y distribuirá el 40% del beneficio en dividendos y recompras

Santander marca
Ana Botín, presidenta de Banco Santander

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 8.124 millones de euros en 2021, frente a unas pérdidas de 8.771 millones el año anterior, cuando el banco realizó una actualización del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs) sin efecto en caja.

«Los resultados de 2021 muestran una vez más el valor de nuestra escala y diversificación, con una presencia equilibrada entre mercados desarrollados y emergentes, lo que nos permite aumentar el beneficio atribuido un 25% con respecto a 2019, antes de la pandemia», ha resaltado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, quien ha destacado además que la retribución al accionista es importante para Santander y en 2021 ha sido el primer año que ofrece recompra de acciones como parte de su remuneración.

«Tenemos el objetivo de distribuir el 40% del beneficio ordinario en 2022 con dividendos en efectivo y recompra de acciones», ha afirmado. Excluido el cargo neto por valor de 530 millones de euros por costes de reestructuración realizado en el primer trimestre de 2021, el beneficio ordinario en 2021 fue de 8.654 millones, un 78% más que el año anterior.

Asimismo, Botín ha señalado que la entidad va en línea para alcanzar los objetivos a medio plazo que se marcó en 2019, pese a la pandemia, y en 2022 espera lograr un RoTE por encima del 13%, una ratio de eficiencia de en torno al 45% y una ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ de alrededor del 12%. Excluido el cargo neto por valor de 530 millones de euros por costes de reestructuración realizado en el primer trimestre de 2021, el beneficio ordinario en 2021 fue de 8.654 millones, un 78% más que el año anterior.

En el cuarto trimestre estanco, el banco obtuvo un beneficio atribuido y ordinario de 2.275 millones de euros, un 5% más que el trimestre anterior y el mejor resultado ordinario trimestral en doce años. Los resultados reflejan, según la entidad, las ventajas de la diversificación geográfica y de negocios de Santander, con sus tres regiones (Europa, Norteamérica y Sudamérica) contribuyendo de forma similar al beneficio total del grupo.

Así, el beneficio ordinario se duplicó en Europa, hasta los 2.978 millones de euros (+110%), y Norteamérica, hasta 3.053 millones (+109%), mientras que en Sudamérica creció un 24%, hasta los 3.328 millones de euros. Digital Consumer Bank también creció de forma significativa (+16%) hasta los 1.332 millones de euros. El beneficio ordinario antes de impuestos marcó su récord al situarse en los 15.260 millones de euros, un 65% más que el año anterior. Por su parte, los impuestos sobre beneficios alcanzaron los 5.076 millones de euros, un 51% más, lo que se traduce en una tasa fiscal efectiva del 33%.

«En 2021, conseguimos un beneficio antes de impuestos récord en la historia del banco al alcanzarlos 15.260 millones de euros gracias a nuestra disciplina en la asignación de capital, la gestión prudente del riesgo y una mejora en la eficiencia y solidez del balance», ha destacado Botín, quien ha añadido además que el banco aspiramos a un crecimiento «rentable y responsable».

Al crecimiento de los préstamos en un 4% y de los depósitos en un 6% se suma una mejora de la calidad del crédito, lo que normaliza el nivel de dotaciones para insolvencias, que bajan un 37%. Esta reducción se debe en parte a una liberación de provisiones constituidas para hacer frente a la pandemia por valor de unos 750 millones de euros, gracias al crecimiento en las economías en las que opera Santander y a la buena evolución de la cartera de crédito.

En cuanto a las partidas de ingresos, el margen de intereses creció un 7% en el ejercicio, debido principalmente a mayores volúmenes tanto en créditos como en depósitos, y al menor coste de estos últimos, al tiempo que los ingresos por comisiones aumentaron el 8%, consecuencia de una continua recuperación desde los niveles más bajos registrados en el segundo trimestre de 2020, gracias al crecimiento en los productos de mayor valor añadido.

Retribución al accionista

El pasado septiembre, el banco anunció su política de retribución al accionista relativa a los resultados de 2021, que establece una remuneración total de aproximadamente el 40% del beneficio ordinario, dividida a partes iguales entre dividendo en efectivo y recompra de acciones, con dos abonos: un pago a cuenta en noviembre de 2021 y, sujeto a las autorizaciones internas y regulatorias pertinentes, un pago final durante 2022.

De acuerdo con esta política, en el cuarto trimestre Santander ha distribuido un pago a cuenta de los resultados de 2021 de unos 1.700 millones de euros, repartido entre un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción y una recompra de acciones por 841 millones de euros. Esta retribución ya se ha hecho efectiva y en las próximas semanas se anunciará una retribución adicional con cargo a 2021.

A largo plazo, el banco aspira a aumentar la remuneración total al accionista por encima del 40%, con aproximadamente el 50% a través de la recompra de acciones y un dividendo en efectivo cada vez mayor, al tiempo que mantiene una ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ de en torno al 12%.

La aplicación de la política de remuneración a los accionistas está sujeta a futuras decisiones internas y aprobaciones regulatorias. Por ultimo, en España, el beneficio ordinario en 2021 fue de 957 millones de euros, un 85% más que en 2020, apoyaDO en el crecimiento de los ingresos (+3%) y los menores costes (-7%). La reactivación de la actividad que se vio en la primera mitad del año entre clientes particulares se consolidó en la segunda parte del ejercicio.

Este incremento ha sido «especialmente significativo» en hipotecas y crédito al consumo, segmentos en los que el banco ha recuperado sus niveles pre-covid y mejorado su cuota de mercado. Los créditos permanecieron estables en términos interanuales, con crecimientos en particulares y empresas, al tiempo que los depósitos aumentaron un 5% interanual y los fondos de inversión, un 16%.

Lo último en Economía

Últimas noticias