César Alierta abandona el consejo de Mediobanca

César Alierta
El ex presidente de Telefónica, César Alierta (Foto: GUETTY).

César Alierta, presidente de Telefónica hasta 2016, abandona el consejo de Mediobanca un año después de entrar a formar parte de esta entidad financiera italiana, una de las más grandes del país con ramificaciones en España.

Alierta ha decidido dejar Mediobanca solo un año después de entrar en el banco. En efecto, el ex presidente de Telefónica entró a formar parte de Mediobanca a finales de 2017, poco después de dejar la operadora española.

Ahora, el empresario aragonés ha decidido abandonar la entidad para centrarse en la Fundación Telefónica, organismo que preside desde que José María Álvarez Pallete le sustituyó al frente de la operadora.

La versión oficial de esta decisión es que Alierta quiere dedicarle más tiempo a la Fundación, donde ha puesto todo su empeño personal para sacar adelante diferentes proyectos sociales como la escolarización digital de niños en países sin recursos.

Precisamente, antes de dejar la presidencia de Telefónica, Alierta aprobó en diciembre de 2015 una aportación "irrevocable" a la Fundación de 350 millones de euros. Como publicó este diario, el año pasado Pallete dobló esa asignación hasta los 91 millones de euros -desde los poco más de 50 millones de años anteriores-.

Relación anterior

Alierta abandonó el consejo de Telefónica en abril de 2016 y ha tenido una larga relación con Mediobanca durante su mandato en la operadora. Telefónica y Mediobanca fueron socios en Telecom Italia durante más de una década.

El ex presidente de Telefónica se mantiene, según la memoria del grupo, como consejero de China Unicom, como consejero no ejecutivo.

Mediobanca es el líder en Italia de la banca de negocios y crédito al consumo y tiene unos ingresos de 2.200 millones de euros. Trabajan casi 5.000 personas y el presidente es Renato Pagliaro.

En España, Mediobanca tiene gran actividad. El presidente de Endesa, Borja Prado, ha sido uno de los muñidores del pacto entre ACS y Atlantia para controlar Abertis y evitar así una guerra de OPAs, de final incierto.

Últimas noticias