Ante el 1º de Mayo

UGT pierde el 23% de los afiliados y CCOO oculta el hundimiento en su portal de transparencia

UGT pierde el 23% de los afiliados y CCOO oculta el hundimiento en su portal de transparencia
La manifestación del 1 de Mayo de 2017
Comentar

Albert Rivera se dio de UGT hace unos días. Es uno de los casi 278.000 afiliados que han abandonado al sindicato socialista desde 2010, casi una cuarta parte de su militancia. No le van las cosas mejor a CCOO, a quien abandonaron casi 300.000 afiliados hasta 2015, pues desde entonces no ofrece datos actualizados en su web. Es la fuerza menguante con la que llegan las dos grandes sindicales a la cita del 1 de Mayo.

El apoyo de ambos sindicatos en Cataluña a la causa independentista ha sido un factor más a los que vienen percutiendo desde hace años sobre una militancia en retroceso. Los escándalos, la desindustrialización, los efectos de la crisis en el empleo y, ahora, una posición política en Cataluña que no es entendida en el resto de España. Sin embargo, las bajas que, como la de Albert Rivera, tengan su origen en el tema catalán no aparecen aún reflejadas en los documentos oficiales de los sindicatos.

UGT tiene abierto un portal de transparencia donde no oculta el retroceso de su militancia. Llegó a alcanzar 1.209.651 afiliados en 2010, su mejor cifra de los últimos años. Desde entonces, la curva es descendente. Ha perdido 278.093 hasta 2017, lo que supone un 23 % de la fuerza social que amasó en su mejor momento de la última década. Ahora, el sindicato reconoce que sus afiliados no llegan al millón: son 931.558.

UGT y CCOO han perdido una cuarta parte de su fuerza ya no superan el millón de afiliados cada uno

Esta afiliación permitirá al sindicato hermano del PSOE alcanzar unos ingresos por cuotas de afiliados de 5.665 millones de euros. Son casi 4.000 millones los que logrará gracias a las subvenciones públicas, según el resumen de los presupuestos que puede consultarse en su portal de transparencia.

El ejercicio de transparencia de UGT contrasta con el de CCOO. Este sindicato también tiene abierto un portal de transparencia, pero el último documento sobre militancia data de 2015, cuando el sindicato reconoce que sus afiliados son 909.052. La memoria de 2016 refleja un descenso en los ingresos por las cuotas de los afiliados respecto a 2015, de lo que se deduce que la afiliación siguió cayendo este año.

CCOO reconocía que en 2009 tenía 1.203.307 afiliados, por lo que ha perdido el 24,4 % de su militancia desde entonces. Según la cuenta de pérdidas y ganancias que CCOO tiene en su portal de transparencia, las cuotas de sus afiliados aportaron 12,5 millones de euros en 2016. Las subvenciones oficiales fueron de 4,3 millones.

CCOO reconoce que “nuestra afiliación se ha resentido significativamente”, pero no ofrece el dato actual

Pero es imposible encontrar en el portal de transparencia de CCOO la cifra exacta de afiliados al sindicato en 2016, 2017 o en la actualidad. La referencia más próxima se haya en el informe general que sirvió de base al congreso que aupó al liderazgo a Unai Sordo, el pasado verano. “En estos más de cuatro años de mandato que han coincidido con alguno de los episodios más crudos de la crisis en los que la destrucción de empleo ha sido masiva, nuestra afiliación se ha resentido significativamente”, se reconoce en el documento, pero sin ofrecer la cifra concreta.

Los dirigentes de CCOO restan importancia a la mala imagen en la caída de las afiliaciones: “La crisis reputacional ha influido, sin duda, en la imagen que la opinión pública y publicada pueden tener de nosotros, aunque ésta no es exactamente la misma que la que tienen los trabajadores y trabajadoras en los centros de trabajo, donde se rigen más por la confianza que generan los militantes del sindicato en la gestión cotidiana de sus problemas que por lo que trasladan los medios de comunicación”.

El documento termina reconociendo que durante los cuatro años previos al congreso de 2017, el saldo del período “es negativo en algo más de 100.000 personas”.

Últimas noticias