Se entrena con el resto de compañeros en Canadá

La salida de Bale sigue atascada

La salida de Gareth Bale sigue estancada. El galés no cuenta para el Real Madrid pero su salida se está alargando. Lo que está claro es que no comenzará la temporada como jugador del conjunto blanco.

bale
Gareth Bale tiene menos opciones que antes.

La marcha de Gareth Bale sigue en punto muerto. La salida del jugador del Real Madrid sigue enrocada, pues el club no encuentra un destino a la principal venta que deben hacer este verano. Zinedine Zidane lo dejó claro antes de que terminara la temporada y así se lo hizo saber al futbolista. No cuentan con él, pero la falta de ofertas ha provocado que por el momento se encuentre con el resto de la plantilla en el stage de pretemporada que está teniendo lugar en Montreal.

El extremo madridista sabe que no cuenta, pero sigue empeñado (o eso dice) en cumplir su contrato con el conjunto blanco, del que aún le restan tres años. El galés es consciente de que finalmente deberá abandonar la disciplina madridista. Aunque las negociaciones por su marcha están paradas ahora mismo.

El club necesita ingresar en este mercado después del gran desembolso realizado y más aún si finalmente se hacen con Pogba. Para ello, la venta de Bale es obligatoria. El galés es el principal activo del equipo en este mercado, además de ser el mejor pagado de la plantilla, aunque se haya devaluado en el último curso y no se vaya a sacar por él lo esperado.

Mientras que se decide su futuro, el británico continua con el resto del equipo en Canadá. Los de Zidane afrontan allí los primeros días de pretemporada antes de comenzar la gira de amistosos que les llevará a Estados Unidos. Para entonces, se espera que la situación de Bale haya avanzado.

El atacante blanco ha dejado de contar para el técnico tras una temporada en la que no estuvo al nivel. Cierto es que el rendimiento de prácticamente todos los jugadores dejó que desear, pero en concreto Bale debía asumir el liderazgo del equipo tras la marcha de Cristiano Ronaldo, algo que no llegó a suceder ni de lejos.

Para este curso que se inicia, Zizou lo tiene claro. El fichaje de Eden Hazard le hará tener por fin a ese jugador que asuma la responsabilidad en el juego ofensivo del equipo, por lo que Gareth Bale dejará de tener el peso que debería acorde a su calidad y salario. Una situación que obliga al club a venderle en este mercado, aunque por el momento su marcha siga estancada.

Lo último en Deportes

Últimas noticias