Champions League

Los siete milagros del Tottenham para llegar a la final

tottenham
Los jugadores del Tottenham y Pochettino celebran el pase a la final de la Champions League. (AFP)

El Tottenham disputará la final de la Champions League ante el Liverpool el próximo 1 de junio en el Wanda Metropolitano de Madrid. Una sucesión de "milagros" ha propiciado que los de Mauricio Pochettino peleen por conquistar su primera Champions League

Si hay una palabra que se ha repetido en esta campaña de la Champions League y en concreto de las semifinales es la de "milagro". Una competición repleta de remontadas y que simboliza bien el camino del Tottenham por Europa. A base de gestas heroicas, los Spurs de Mauricio Pochettino se han plantado en su primera final de la máxima competición europea de clubes tras remontar en el tiempo de añadido ante el Ajax con un estratosférico Lucas Moura.

0 euros gastados en fichajes

Sin gastarse ni un solo euro – o libra- en fichajes, el Tottenham ha logrado el codiciado billete que les traerá a Madrid el próximo 1 de junio para disputar en el Wanda Metropolitano su primera final de la Champions League. Los Spurs tuvieron que bregar con lo que tenían y nada más – ni nada menos- para destinar todos sus fondos a la construcción de su ya por fin inaugurado nuevo estadio. Unas obras que causaron más de un dolor de cabeza en la entidad y que impidieron a Mauricio Pochettino reforzarse tanto en el pasado mercado de verano como en invierno. Ahora a toro pasado parece que el esfuerzo mereció la pena.

Última jornada de la fase de grupos de infarto

Tottenham e Inter llegaban a la última jornada de la fase de grupos empatados en puntos, 7, aunque con el gol average favorable para los Spurs. El Barcelona, primero de grupo, recibía a los de Pochettino, mientras que los italianos se la jugaban en casa ante el PSV. Partido con un ojo en el césped y el otro en lo que aconteciese en el otro campo.

Dembélé adelantó al Barcelona en el minuto 7, dejando así por el momento eliminado al Tottenham ya que en Milán se mantenía el 0-0. Corrían los minutos e Hirving Lozano marcaba para el PSV, de modo que el Tottenham volvía a acariciar el billete gracias al gol average favorable. Pero no estaba todo dicho. A falta de 15 minutos para el final del partido en Italia, Icardi ponía el 1-1 y adelantaba a los Spurs en la segunda plaza. Por entonces, en el Camp Nou, Pochettino decidía dar entrada a Lucas Moura y sentar a Son. El brasileño obraría el milagro y pondría el 1-1 definitivo en el minuto 85 que le valía el billete a los octavos de final de la Champions y mandaba al Inter a la Europa League.

En la fase de grupos, el Tottenham había sumado un solo punto en los tres primeros partidos, pero no desistió. Los siete sumados en los partidos de vuelta le valieron el pase y seguir soñando en Europa.

Son esquiva la mili y es el héroe contra el City

La película podría haber sido muy diferente si Corea del Sur no hubiera ganado los Juegos Asiáticos en septiembre del año pasado. ¿Por qué? Porque gracias a ello, el jugador del Tottenham, Son, se libró de tener que acudir al servicio militar de su país que le habría apartado del fútbol durante dos años. El futbolista pudo continuar con su carrera en Londres y su actuación fue fundamental en el duelo ante el City.

El coreano metió dos goles en apenas tres minutos de diferencia para dar la vuelta al marcador en los cuartos de final de la Champions League. Del 1-0 para los de Guardiola, se pasó al 1-2 en los primeros diez minutos de juego. Aunque el luminoso se movería en varias ocasiones en un partido vibrante que dejó fuera de Europa a los citizens.

Gol anulado al City por el VAR

¿Qué habría pasado si no se hubiera empezado a utilizar el VAR en la fase final de la Champions League? La nueva tecnología de videoarbitraje fue clave para que el Tottenham prolongara su camino en Europa. En ese partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League el VAR determinó que el quinto gol del City – el partido se resolvió 4-3- no subiera al marcador al apreciarse que el Kun Agüero estaba en posición no reglamentaria por fuera de juego. Una decisión tomada por el VAR y que dejó otra anécdota. Sissoko, jugador del Tottenham, se enteró de que su equipo seguía vivo en Champions al término del encuentro, pues se había retirado al vestuario antes de que el VAR dictara sentencia y anulase el tanto.

Guardiola
Guardiola, decepcionado durante el Manchester City – Tottenham. (AFP)

Sin su máxima estrella, Harry Kane

La lesión de Harry Kane en el partido de ida ante el City obligó al Tottenham a jugarse las semifinales de la Champions League sin su principal artillero. Pero como el Liverpool había hecho el día anterior sin Mohamed Salah y sin Firmino, los de Mauricio Pochettino hicieron todo lo posible para evitar que esa baja supusiera un problema.

El delantero inglés olvidó su lesión en el tobillo y celebró corriendo la histórica clasificación de su equipo a la final de la Champions League.

Llorente y su gol… con la cadera

El delantero español del Tottenham, Fernando Llorente, estuvo a punto de marcharse del Tottenham. Pero siguió y su presencia ha sido clave también en esta temporada para los Spurs en la Champions. Suyo fue el polémico gol con el que los de Pochettino apearon a los de Guardiola. Un tanto controvertido pero que subió al marcador al llevar el brazo pegado al cuerpo. Llorente le dio con lo que pudo y llevó a las redes el balón.

"En realidad el balón me pegó. Corrí hacia la portería intentando buscar el balón y me tapaban los de adelante, pero el balón pasó y me pegó con esto (cadera) y fue increíble. Cuando vi que el balón entraba no me lo podía creer", decía el español.

Minuto 95, otra vez Moura

Si hay alguien que todavía está en una nube tras el pase a la final de la Champions League es Lucas Moura. El jugador del Tottenham fue el auténtico héroe de la noche para los ingleses. El Ajax mandaba 2-0 en el marcador, más el 0-1 logrado en la ida, pero el brasileño fue autor de un hat-trick que dio la vuelta a la eliminatoria por el mayor valor de los goles en campo contrario. Su gol en el tiempo de añadido, en el minuto 95, otorgaba el billete a la anhelada final.

Así, a base de milagros, el Tottenham peleará por conquistar su primera Champions League ante el Liverpool en la final del Wanda Metropolitano en Madrid el próximo 1 de junio. Sería la guinda a un año redondo para los de Pochettino en Europa.

Lo último en Deportes