Champions League: Ajax - Tottenham

Otra remontada de locura mete al Tottenham en la final

Otra remontada de locura mete al Tottenham en la final
cronica-ajax-tottemham-champions-league-2018-2019-interior (1)

Lucas Moura, con tres goles, se convirtió en el héroe de un Tottenham que jugará la primera final de la Champions de su historia ante el Liverpool en Madrid.

El Tottenham lo ha vuelto a hacer. Como ante el City. Se sobrepuso a todo, a un 0-2 al descanso, a unos jóvenes sin miedo a nada que se han cargado al campeón y a Cristiano Ronaldo y al tiempo para llegar al descuento de unas semifinales de la Champions más increíble que se recuerda y encontrar en la figura de Lucas Moura al héroe capaz de llevar a los londinenses a Madrid, donde se verán las caras ante el Liverpool en la primera final de la máxima competición de la historia.

El Ajax comenzaba el partido como lo lleva haciendo desde el pasado y lejano mes de julio, cuando arrancó su andadura en esta edición de la Champions. Sin complejos y con alegría a los cinco minutos De Ligt, el central más cotizado del momento, hacía el primero a la salida de un córner con un gran cabezazo. Pero como esta Champions está loca, en la jugada siguiente Son estrellaba el balón en un palo que se aliaba con los holandeses para evitar el empate.

Seguía el partido y el ritmo no cesaba. El Tottenham atacaba, consciente de que necesitaba hacer goles, y el Ajax aguantaba con solvencia y, cuando podía, se hacía con el balón para comenzar a disfrutar. Volvía a ser Son el que tenía el empate, pero el coreano volvía a errar y Ziyech se inventaba un golazo con un gran disparo imposible para Lloris. Ahora sí parecía que el Ajax iba a ser el rival del Liverpool el 1 de junio en la capital de España, pero esta Champions, que no es apta para cardiacos, decidió que la segunda mitad iba a estar mucho más que interesante.

Locura, emoción y gol

Tal y como mandan los cánones, el Tottenham saltó pronto al césped tras el paso por vestuarios. Es lo que dicen que tiene que hacer el equipo que está obligado a remontar. El Ajax, que se visualizaba en Madrid, tuvo más calma e hizo esperar a su rival unos minutos sobre el verde. Y en estas, Felix Brych pitaba la reanudación y comenzaba el festival inglés.

Avisaba Dele Alli con un disparo franco dentro del área que se encontraba con el mejor Onana. Y golpeaba Lucas Moura tras una gran jugada personal que terminaba transformando el propio jugador brasileño con mucha clase. Creían los Spurs y fueron a por más. Onana hacía un paradón, pero se le escapó la pelota y, otra vez, Moura no perdonaba para poner el 2-2 en el luminoso. Con media hora por delante, el Ajax tenía que aguantar y el Tottenham necesitaba un gol más para estar en Madrid.

Los de Pochettino comenzaron a asediar la meta de un Ajax que sufría, pero que a la mínima que tenía opción salía rápido en busca de un gol que finiquitase el partido. De Ligt lo rozó con un disparo que paró Lloris y a punto estuvo de conseguirlo Ziyech con un zapatazo que se estrelló en la madera. Antes del descuento, Vertonghen por partida doble y Son rozaban el tercero, pero no quiso entrar. En la prolongación el Ajax se pudo llevar el partido, pero los dioses del fútbol tenían una última bala en la recamara.

Con el Tottenham volcado y con el Ajax defendiéndose y mirando un crono que pasa muy despacio, un balón desesperado caía en Lucas Moura y el brasileño conectaba un golpeo que se colaba en la portería defendida por Onana. El sueño del Ajax se rompía en mil pedazos al mismo tiempo que el del Tottenham recobraba vida.

Lo último en Deportes