Rechaza a la Juve y sigue su pulso con el club azulgrana

Luis Suárez, el Bale del Barcelona

Luis Suárez es uno de los principales descartes del Barcelona, pero se niega a marcharse y no su salario limita los candidatos a ficharle. Su situación se asemeja a la de Bale en el Real Madrid

Luis Suárez descarta irse a la Juve y busca otras salidas

Luis Suárez Barcelona
Luis Suárez ya es el Bale del Barcelona.

La situación de Luis Suárez en el FC Barcelona coincide en casi todos los aspectos con la de Gareth Bale en el Real Madrid. Los dos clubes no cuentan con sus servicios, pero les cuesta encontrarles un destino por las dudas acerca de su rendimiento inmediato y, sobre todo, su elevado salario, al que ninguno de los jugadores está dispuesto a renunciar. Ambos mantienen un pulso que están destinados a ganar si desde la directiva de sus respectivos conjuntos no les ponen todas las facilidades posibles para su marcha.

Suárez se ha convertido en un serio problema para el Barça. El uruguayo es el principal descarte culé y Ronald Koeman no cuenta con él, sin embargo el delantero se enroca y no está dispuesto a renunciar a su sueldo para marcharse. Una situación que complica en exceso la planificación deportiva del conjunto culé.

Para darle viabilidad al nuevo proyecto que trata de liderar Koeman, es indispensable desprenderse del jugador. Sin embargo, hay pocos equipos que tienen opciones reales de hacerse con sus servicios. Su elevado sueldo, que ronda los 15 millones de euros netos por temporada, junto a su edad y las dudas acerca de su estado físico complican en exceso la salida del jugador.

A ello hay que sumar el pulso de Suárez con el club. Después de la derrota humillante en Champions ante el Bayern de Múnich por 2-8, las directrices a seguir por la directiva fueron claras. Era necesaria una reestructuración de la plantilla y en los planes de futuro no entraba el charrúa. Pero el jugador lo tiene claro: tiene contrato y no va a perdonar un céntimo de su salario.

Koeman se lo ha dejado claro al uruguayo. Tras la conversación telefónica en la que le anunció que no entraba en sus planes, no le ha incluido en la convocatoria del primer amisto de la pretemporada ante el Gimnàstic. El técnico no cuenta con Suárez y al no incluirle en la lista le manda un claro mensaje de que debe buscar destino.

Aunque todo apuntaba a que se marcharía a la Juventus, su salida se ha complicado. El jugador iba a pasar un examen para obtener la nacionalidad italiana y así no ocupar puesto de extracomunitario, pero finalmente su venta se ha paralizado. La escuadra bianconera no puede cumplir con las pretensiones del jugador, por lo que la lista de candidatos se reduce al mínimo. Estudia su fichaje el Atlético de Madrid, que también está limitado en el aspecto salarial.

Dispuestos a pagar parte de su salario

Su salida es esencial para los planes a corto plazo del club, sobre todo en lo que a incorporaciones se refiere. La entidad que preside Bartomeu se encuentra en una situación financiera más que delicada. Necesitan una revolución y no podrán encararla si no son capaces de liberar los cerca de 30 millones de masa salarial que les cuesta mantener a Suárez en el equipo o, por lo menos, buena parte de esa cantidad. Por ello, el conjunto culé -como le sucede al Real Madrid con el galés- estaría dispuesto a pagar parte de la ficha de la presente temporada para conseguir que abandone el Camp Nou.

La marcha de Suárez permitiría al Barcelona ahorrarse el coste de parte de su ficha y, además, afrontar la llegada de un sustituto de garantías de cara también a los próximos años. Pero si Suárez se planta, como parece dispuesto a hacer, los planes del club en el capítulo de fichajes de cara al curso que arranca en menos de un mes quedarían más que trastocados.

Lo último en Deportes

Últimas noticias