Las mejores actuaciones de los jugadores del Barcelona que se quedaron sin Oscar

busquets-motta-play
Busquets hizo teatro en una acción con Motta.

Los jugadores del Barcelona se han ganado en las últimas temporadas la fama de teatreros. El último en criticar el comportamiento de los futbolistas culés ha sido el entrenador del Arsenal Arsène Wenger, que les acusó de gritar cada vez que caen al suelo para influir en el árbitro.

La acción más polémica del partido que enfrentó al Barcelona con el Arsenal fue la de Jordi Alba con Giroud. El francés le tocó el hombro y el lateral se tiró al suelo con las manos en el rostro simulando una agresión que jamás existió.

Su actuación, digna de una película de Hollywood, recordó a aquella de Busquets en un Barça-Inter de semifinales de Champions. El mediocentro cayó en el césped después de que Motta pusiese su mano en la cara. Las cámaras de televisión captaron el teatro del jugador azulgrana que con disimulo abrió los dedos para cerciorarse de debía seguir actuando hasta que el italo-brasileño viese la cartulina roja que dejó a los de Mourinho con uno menos.

El maratón de enfrentamientos entre el Real Madrid y el Barcelona en 2011 también dejó varias simulaciones en la hemeroteca. Villa, Mascherano o Pedro quedaron claramente señalados por sus acciones. Sin embargo, la más recordada es la que protagonizaron Dani Alves y Pepe. El portugués vio la roja directa por una acción en la que las cámaras de televisión dejaron claro que no se produjo contacto.

San Mamés tampoco olvida la exageración realizada por Andrés Iniesta en una acción con Amorebieta. El central rojiblanco entró fuerte a por el balón en una jugada en el centro del campo y ante los gestos de dolor y los gritos del manchego el árbitro decidió expulsarle.

Otro de los jugadores con más fama de piscinero es Neymar. En numerosas ocasiones el brasileño ha sido objeto de críticas tanto de sus compañeros de profesión como por los aficionados en las redes sociales.

Lo último en Deportes

Últimas noticias