Fútbol

Un hincha se lleva a la celebración de Racing el cráneo de su abuelo

Gabriel Aranda
Gabriel Aranda con el cráneo de su abuelo, Valentín Aguilera (Twitter)

Gabriel Aranda, hincha de Racing de Avellaneda, sacó el cráneo de su abuelo del nicho para celebrar junto a él la victoria de su equipo.

El conjunto argentino se ha proclamado campeón de la Superliga tras empatar a uno contra Tigre. En la celebración del título, un aficionado se ha convertido en el centro de atención relegando a Racing de Avellaneda y a sus jugadores a un segundo plano. Y es que, Gabriel Aranda, el hincha en cuestión, acudió al festejo con el cráneo de su abuelo.

"Estaba en el nicho y lo saqué del nicho todo el tiempo que jugó Racing. Esto es la cábala de Racing. Estará orgulloso porque lo saqué", decía al ser entrevistado en TNT Sports. Gabriel quería que su abuelo, Valentín Aguilera, simpatizante del equipo argentino, viviera ‘en primera persona’ la victoria de Racing.

Racing de Avellaneda, campeón de la Superliga argentina

Racing Club empató 1-1 con Tigre y se consagró campeón de la Superliga Argentina por la vigésimocuarta y penúltima fecha del torneo. Augusto Solari anotó el gol para la ‘Academia’, que con este resultado llegó a los 56 puntos y ya no puede ser alcanzado por Defensa y Justicia, que empató 1-1 como local con Unión de Santa Fe. En tiempo de descuento, Lucas Rodríguez consiguió de tiro libre un agónico empate para Tigre, que pelea por no descender.

Considerado uno de los cinco grandes del fútbol argentino, Racing celebró el decimoctavo trofeo de su centenaria historia y el noveno en la era profesional del fútbol argentino, el primero desde la obtención del Torneo Inicial 2014.

En un partido intenso y cargado de nervios y ansiedades, entre un Racing que buscaba asegurarse la corona y un Tigre obligado a sumar para no irse al descenso, fue la ‘Academia’ la que dominó la primera parte, aunque dilapidó un par de ocasiones muy claras para ponerse en ventaja, sobre todo un toque de Darío Cvitanich desviado a centímetros del arco.

Aun con sus necesidades y limitaciones a cuestas, Tigre le plantó combate a Racing, pero justo en el mejor momento del local, la visita encontró la apertura en un error del arquero Marinelli, que falló un despeje y dejó la pelota suelta para que Solari la empujara a la red con oportunismo de goleador.

El gol despertó a Racing, que recuperó el dominio y estuvo a punto de aumentar en una sutil emboquillada de Lisandro López que rebotó en el larguero.

Parecía que el campeón iba a imponerse por la mínima, pero ya en tiempo de descuento, y con el título casi en el bolsillo, la ‘Academia’ se replegó y Tigre, para quien cada punto vale oro en la lucha por no caer a segunda, rescató un empate con un tiro libre de Lucas Rodríguez que se le escapó por debajo del cuerpo al arquero Gabriel Arias.

Lo último en Deportes