Red Bull Salzburgo 0-1 Real Madrid

Casemiro, el mejor ‘fichaje’ para Zidane

Casemiro brilla en su regreso al once del Real Madrid después de sus vacaciones. El brasileño fue de lo mejor del equipo ante el Salzburgo, dando equilibrio a los de Zidane durante su presencia en el terreno de juego.

Casemiro
Casemiro, durante el duelo ante el Red Bull Salzburgo (Realmadrid.com)

Casemiro volvía a jugar con el Real Madrid tras sus vacaciones y lo hizo a lo grande. El brasileño disputó sus primeros 45 minutos de la pretemporada, tras su presencia en la Copa América con su selección, y demostró que este equipo sin él no es lo mismo. Los blancos tuvieron los mejores minutos de fútbol de lo que va de verano ante el Red Bull Salzburgo, coincidiendo con la estancia del 14 madridista sobre el césped.

Al contrario que en el resto de partidos de preparación, esta vez los madridistas se mostraron más sólidos atrás, al menos durante la primera parte. No había dudas de que el canarinho volvería al once de Zinedine Zidane frente a los austriacos y había ganas por ver la incidencia que tendría su presencia en las transiciones defensivas de los madridistas. Como era de esperar, durante el tiempo que estuvo en el terreno de juego quedó patente lo que se le ha echado en falta.

El conjunto madridista fue otro equipo totalmente distinto con Casemiro en el campo. Al contrario que en los anteriores test, en los que los errores defensivos eran más que preocupantes, en esta ocasión los blancos se vieron fortalecidos con la presencia del brasileño. El mediocentro madridista dio al equipo estabilidad en el centro, donde hasta el momento había tenido grandes problemas para mantener el control del juego y para evitar la llegada de los rivales.

El brasileño dio un auténtico recital y demostró que es imprescindible en el cualquier esquema de Zidane. El jugador cortaba todo balón que amenazara con acercarse al área madridista. De hecho, durante la primera mitad, los austriacos sólo dispusieron de una clara oportunidad para marcar. Todo lo contrario que en la segunda parte.

Fue ahí donde más se notó Casemiro. El brasileño se quedó en el vestuario durante la segunda mitad y entonces llegaron los problemas. El Madrid se mostró mucho más débil en el centro y el Salzburgo comenzó a llegar con facilidad. Si Zidane no se hubiese asegurado de fortalecer la defensa introduciendo tres centrales, los errores cometidos en los primeros partidos habrían aparecido con casi total seguridad.

El brasileño volvió a hacerse valer y a demostrar que su omnipresencia en el centro del campo es esencial para este equipo. Además, parece ser que la carga de partidos de la pasada temporada -que para él acabó a principios de julio- y las vacaciones no le han impedido volver en un gran estado de forma. El mejor fichaje para Zidane hasta el momento, es el regreso de Casemiro.

Lo último en Deportes

Últimas noticias