Hogar

Los trucos caseros para que tu baño dure limpio mucho más tiempo

Los trucos caseros para que tu baño dure limpio mucho más tiempo
Baño

Limpiar el baño es una tarea del hogar que a la gran mayoría de nosotros no nos gusta demasiado. Por esta razón, cuando lo hacemos, queremos que el resultado dure el mayor tiempo posible. Limpiar el inodoro, eliminar las manchas de moho que aparecen entre las juntas de las baldosas por la humedad… Existen algunos trucos muy sencillos para que el baño dure limpio mucho tiempo.

Grifos

Para eliminar las manchas que deja la cal del agua, existe un remedio casero 100% efectivo: el zumo de limón. Es tan fácil como frotar los grifos con el zumo de un limón, aclararlos con abundante agua y secarlos con un paño de algodón. Luego, aplicamos una mezcla de vaselina y bicarbonato para que estén brillantes durante días, e incluso semanas.

Azulejos

Para que los azulejos queden relucientes, es tan sencillo como limpiarlos con una mezcla de agua y alcohol. Luego, simplemente tenemos que aclararlos con una bayeta húmeda, y secarlos muy bien con un trapo de algodón.

Espejo

¿Cómo limpiar el espejo del baño sin que queden marcas? Es muy fácil. Lo primero es eliminar el polvo con una bayeta de microfibra. Luego, preparamos una mezcla de jabón con agua, y la dejamos reposar diez minutos. Introducimos la mezcla en una botella con spray, y pulverizamos sobre el espejo. Mojamos una esponja con la mezcla y frotamos. Y, por último, enjuagamos con agua caliente y secamos con un trapo de microfibra ligeramente humedecido.

Inodoro

Lo recomendable es limpiar el inodoro con un limpiador específico dos veces por semana. Además, para mantenerlo lo más higiénico posible, debemos añadir un buen chorro de vinagre antes de irnos a dormir y dejarlo actuar toda la noche. El vinagre tiene propiedades desinfectantes y limpiadoras.

Si el inodoro está muy sucio, podemos preparar una mezcla casera a base de bicarbonato de sodio y agua oxigenada. Mezclamos un cuarto de agua oxigenada y cinco cucharadas de bicarbonato, y aplicamos en las zonas afectadas por el sarro. Dejamos actuar 15 minutos y, una vez transcurrido el tiempo, frotamos con un estropajo. Para finalizar, tiramos de la cisterna y limpiamos el inodoro.

Mampara

En cuanto a la mampara, lo ideal es que, cada vez que nos duchemos, pasemos con un paño un poco la superficie para quitar los restos de agua. Es la forma más efectiva de evitar que se acumule la cal y el sarro.

Con estos trucos tan sencillos podemos conseguir que el baño dure limpio más tiempo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias