Frutas

¿Qué diferencia hay entre la picota y la cereza?

Cereza picota
picota cereza

Bien es sabido por todos lo importante que es comer fruta para tener una buena salud física y mental. Ahora bien, existen decenas de frutas diferentes, y es importante saber cuáles son las características y propiedades nutricionales de cada una de ellas para escoger la que mejor se adecúa a nuestras necesidades. Además, hay que tener claras las diferencias de algunas frutas que suelen confundirse, como por ejemplo la cereza y la picota.

Cereza y picota

Lo primero a tener en cuenta es que las picotas son una variedad de cerezas con características muy específicas. Por lo tanto, las picotas son cerezas, pero no todas las cerezas son picotas.

La forma más sencilla de diferenciarlas es el pedúnculo, más conocido popularmente como rabito. Por lo general, las cerezas siempre tienen rabito y vienen unidas en grupos de dos o tres. Mientras, las picotas no traen el rabito porque durante la recolección, al tirar de las picotas, estas se desprenden del árbol separándose de él.

Esta es la principal diferencia entre la cereza y la picota, pero hay más.

  • Color: las cerezas son de color más claro que las picotas.
  • Tamaño: las picotas son un poco más grandes que las cerezas.
  • Hueso: generalmente, el hueso de las picotas es un poco más grande que el de las cerezas.
  • Sabor: en lo que respecta al sabor, aunque depende en gran medida del grado de maduración, las picotas suelen ser más ducles y las cerezas algo más ácidas.

Propiedades y beneficios

Las cerezas y las picotas son excelentes para mayores y pequeños. Son frutas con muy pocas calorías, apenas 55 por cada 100 gramos, y también son pobres en proteínas y grasas.

Gracias a su alto contenido en vitaminas A y C, ayudan al cuidado de la piel. Además, al tener propiedades antiinflamatorias, reducen los dolores provocados por enfermedades como la artritis y el reuma.

¿Y las guindas?

Aunque tienen un aspecto muy parecido a las cerezas y las picotas, las guindas son una especie completamente diferente porque son el fruto del guindo. Las guindas son más oscuras, más pequeñas y con un sabor mucho más ácido que las cerezas.

No se consumen como fruta, sino que las guindas se utilizan para elaborar conservas en almíbar y licores. En Galicia es muy popular el licor de guindas, que se prepara de forma casera dejando macerar las guindas en aguardiente.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias