Síntomas de la salida de los dientes

salida de los dientes
Los síntomas de la salida de los dientes

Uno de los momentos más importantes en los primeros compases de vida de cualquier bebé es la salida de los dientes. Y es que la misma viene a dejar patente su crecimiento y desarrollo adecuados. En concreto, se suele producir cuando el pequeño tiene unos 3 o 4 meses de edad y es importante que los padres estén atentos a ese momento. ¿Por qué? Porque el pequeño va a tener molestias que habrá que intentar minimizar lo máximo posible.

Precisamente para poder ayudarle a sobrellevar esa situación, se requiere descubrir cuáles son los síntomas que van a indicar que se está produciendo la citada dentición. Y esos te los vamos a presentar a continuación. Toma nota:

Irritabilidad

Sin lugar a dudas, una de las señales inequívocas de que al pequeño le están saliendo los dientes es que está mucho más irritable. Tiene cambios de humor de forma constante y se molesta por cualquier situación, lo que provoca, entre otras cosas, que patalee e incluso que llore de forma insistente.

Descanso inadecuado

De la misma manera, el dolor que va a sentir en las encías, entre otras molestias, van a hacer que no pueda dormir de forma adecuada. Así, se despertará de manera mucho más frecuente durante la noche e incluso le costará conciliar el sueño. Y eso, entre otras cosas, también contribuirá a aumentar su irritabilidad, que ya expusimos en el apartado anterior que es un síntoma contundente.

salida de los dientes
Duerme peor

Disminución del apetito

Por supuesto, no debemos pasar por alto el hecho de que el pequeño va a tener un periodo en el que le va a apetecer menos comer. Sí, porque los dolores de las encías así como el babeo constante que sentirá le quitarán las ganas de querer alimentarse como hasta ese momento.

El bebé lo muerde todo

Sin lugar a dudas, una de las señales más claras de la salida de los dientes es que el bebé no duda en morder todo lo que encuentra a su paso. ¿Por qué? Porque se considera que al realizar la mordida de un elemento siente un enorme alivio en lo que es el dolor que puede sentir en las encías.

De ahí que los padres puedan ver como su pequeño no duda en morder desde un juguete hasta el chupete o incluso que opte por meterse los puños en la boca para intentar calmar las molestias que siente.

salida de los dientes
Irritabilidad y dolor de encías

Décimas de fiebre

En esta lista de síntomas también hay que incluir que en muchos niños también se encuentra la fiebre. Unas décimas son las que pueden experimentar numerosos pequeños como consecuencia de que tienen las encías inflamadas.

Esa pequeña elevación de la temperatura puede durar unos días en algunos casos.

Otros datos de interés sobre la salida de los dientes

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otra serie notable de aspectos a reseñar sobre la salida de los dientes. Nos estamos refiriendo a cuestiones tales como estas:

    • Otro de los síntomas habituales es la aparición de erupciones en la piel. Estas se producen porque el babeo constante del pequeño se pone en contacto directo con su piel y el ph ácido de lo que es la saliva provoca esa situación.
    • Por regla general, los primeros dientes que aparecen son los incisivos inferiores y luego los superiores, para continuar con los morales y los caninos.
    • Además de mediante las señales citadas hasta el momento, una manera de salir de dudas sobre si le están saliendo los dientes es que los padres comprueben si su hijo tiene las encías enrojecidas. Eso sin pasar por alto que también puede darse la circunstancia de que en esas encuentre algún puntito de color blanco.
  • Para poder conseguir aliviar, dentro de lo que sea posible, las molestias que sufre el pequeño se pueden tomar ciertas medidas. Entre las más eficaces están el comprarle uno de los mordedores que hay a la venta y que se caracterizan porque se introducen en el frigorífico. El hecho de que esté fresco ejercerá una función antiinflamatoria de la encía.
  • Masajear las encías es otra alternativa para calmar sus molestias. No obstante, también se puede acudir al pediatra pues este cabe la posibilidad de que indique la utilización de algún gel específico para ello.

Lo último en Bebés