Verano

10 formas de hidratar la piel de los niños en verano

hidratar piel niños
Descubre las pautas a seguir para hidratar la piel de los niños

La piel de los niños es muy delicada y sensible y sobre todo en verano necesita más hidratación. El calor, el sol, el cloro de las piscinas, el agua salada del mar, el aire acondicionado y los cambios bruscos de temperatura pueden provocar daños en la piel, tanto de jóvenes como de mayores. Sabemos lo imprescindible que es nutrirla en profundidad cuando tiene más riesgo de deshidratación, de modo que ahora que el verano está a la vuelta de la esquina te vamos a dar 10 formas de hidratar la piel de los niños en verano.

Formas de hidratar la piel de los niños

Si sabemos cuidar nuestra piel , debemos tener mucho cuidado con el cuidado corporal de los más pequeños de la casa, porque su piel, sobre todo la de los recién nacidos y hasta la pubertad, es muy diferente a la de los adultos. Es delicada, no produce sebo, no produce malos olores, es fina y sin la capa protectora que se le proporcionará más adelante. Para ello debemos prestar la máxima atención al momento de la limpieza y la hidratación.

Por ello, os queremos ofrecer 10 reglas o pautas que podéis seguir y que os van a servir para poder hidratar la piel de los bebés y de los niños de forma eficaz y de cara al verano:

  1. Los niños, al igual que los adultos, deben beber mucha agua a lo largo del día para hidratarse adecuadamente. En verano aún más. En el caso de los bebés lactantes no podemos darles agua pero sí ofrecerles un poco más de leche para que se mantengan hidratados
  2. En la mesa, las frutas y verduras pueden ayudar a mantener la piel sana e hidratada, incluso la de los más pequeños.
  3. Para el baño debemos usar un jabón o gel suave que no contenga tensioactivos y apto para pieles sensibles.
  4. Proteger la piel después del baño es fundamental, desde el momento del secado. Seca con una toalla delicada, no frotes.
  5. Después del baño, aplicar siempre una crema hidratante o aceite hidratante específico para las pieles más sensibles.
  6. En verano, los expertos recomiendan el talco fluido aplicado en las zonas donde los más pequeños sudan más y que suelen ser los pliegues.
  7. Cuidado con el uso excesivo de toallitas húmedas , que resecan la piel.
  8. Nunca expongas a tu hijo al sol, opte por las horas más frescas del día: incluso de esta manera, protege su piel.
  9. Elige siempre un protector solar adecuado , de alta protección e hidratación.
  10. Después de un día de playa o piscina, recuerda aplicar siempre un after sun específico para niños o pieles sensibles.

Lo último en Bebés

Últimas noticias