No pueden tener hijos y ¡adoptan a cuatro en 24 horas!

No pueden tener hijos y ¡adoptan a cuatro en 24 horas!
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Muchas son las parejas que desean ampliar con hijos la familia que decidieron formar en el momento que unieron sus vidas. Sin embargo, no todas lo consiguen de manera natural ya que hay algunas que, por cuestiones de salud o genéticas, no los pueden tener de manera biológica y optan por alternativas tales como la fecundación in vitro, la gestación subrogada e incluso la adopción. Y precisamente esa última alternativa es la que ha propiciado que un matrimonio haya conseguido su sueño de tener descendencia. Concretamente ha procedido a adoptar a cuatro pequeñas en tan sólo ¡24 horas!

Sigue leyendo y conocerás su caso.

¿Dónde ha sucedido?

Hasta Estados Unidos hay que marcharse, metafóricamente hablando, para conocer esta historia. Más exactamente tiene como escenario el estado de Utah.

Los protagonistas

Sin lugar a dudas, las dos figuras en torno a las cuales gira este caso que ha dejado sorprendido a medio mundo son Jeremy y Kaley Carling, un matrimonio que, por fin, ha conseguido hacer realidad su sueño de tener hijos.

El origen de todo

Esta pareja estadounidense siempre había soñado con tener descendencia. Sin embargo, tenían claro que no iban a poder conseguirlo de manera natural, ya que Kaley había sufrido una enfermedad siendo una niña y el tratamiento médico que tuvo que recibir le impedía concebir.

Por ese motivo, en un primer momento, consideraron que una buena alternativa sería la de apostar por un vientre de alquiler. Iniciaron el proceso y todo transcurrió sin problemas hasta que en la recta final del embarazo la mujer se negó a darles la pequeña. Un revés este que no les impidió seguir luchando por la custodia, pero que se resolvió de manera trágica cuando la menor falleció de manera inesperada.

Todo ese trance les causó un gran dolor, pero no les impidió seguir soñando con tener hijos.

La adopción múltiple

Como hemos mencionado, tenían claro que querían formar una gran familia y parece que el destino decidió aliarse con Jeremy y Kaley. Y es que el mismo día que la mujer que había ejercido como vientre de alquiler era arrestada, se ponían en contacto con ellos desde el Área de Servicios Sociales para indicarles que si así lo querían podían adoptar a dos hermanas llamadas Haven, de un año y medio de edad, e Indie, de tan sólo cinco meses.

Sin pensarlo, aceptaron la adopción pues era lo que siempre habían estado soñando. En unos segundos se iban a convertir en papás de dos niñas.

Pero ahí no queda la cosa. Para completar aún más el día, recibieron otra llamada telefónica de gran trascendencia. En concreto, se puso en contacto con ellos una mujer que iba a tener gemelas y que, por distintas circunstancias, no podía hacerse cargo de sus hijas. Por eso les manifestó que deseaba que fueran los que se encargaran de su cuidado. Es decir, quería cederles los derechos sobre sus niñas.

¿Qué hicieron? No se lo pensaron dos veces y le dijeron que sí. De esta manera, en unas veinticuatro horas, aproximadamente, pasaron de ser un matrimonio sin hijos a uno con un total de cuatro pequeñas. Pasaron a ser una familia numerosa de 6 miembros.

¿Y ahora?

En estos momentos, los Carling están encantados con sus cuatro niñas: una de 2 años, otra de 1 año y unas gemelas de tan sólo nueve meses. Están felices a pesar de que, como ha manifestado el padre en alguna de las entrevistas que ha concedido a varios medios de comunicación, hay días que es realmente difícil. Y es que tienen un único sueldo, pues su esposa tuvo que dejar el trabajo para encargarse de las pequeñas, lo que supone tener que apretarse mucho el cinturón para poder mantener la casa, cuidar a las niñas como se merecen, sufragar todos los gastos que conlleva la alimentación, educación y vestuario de las pequeñas y hacerle frente a los gastos de adopción que llevaron a cabo.

No obstante, a pesar de todo esto, reconoce que no se arrepienten en absoluto, que están encantados con haber tomado esa decisión, que la volverían a tomar si se vieran en la misma situación. Y es que sus hijas les han llenado de felicidad y les han permitido cumplir su sueño de ser padres, eso sí, lo han cumplido con creces pues son familia numerosa.

¿Qué te parece a ti el caso de esta pareja? ¿Qué hubieras hecho tú si te hubieras visto en la misma tesitura? ¿Hubieras procedido a rechazar alguna de las dos adopciones?

Síguenos en Facebook y conoce los casos más singulares de parejas que desean tener hijos y no pueden hacerlo de manera natural.

Lo último en Bebés

Últimas noticias