Increíble: dos mujeres han llevado en su vientre al mismo bebé

han llevado en su vientre al mismo bebé
Increíble dos mujeres han llevado en su vientre al mismo bebé
Comentar

La ciencia avanza a pasos agigantados y buena muestra de eso es el caso que ahora hemos conocido y que se ha convertido en viral en todo el mundo. Nos estamos refiriendo al hecho de que dos mujeres han llevado en su vientre al mismo bebé.

Sí, sí, como lo has leído. A continuación, te contamos todos los datos de interés que se han dado a conocer.

¿Dónde ha sucedido?

En los Estados Unidos es donde se ha producido esta historia que ahora se ha convertido en viral en todo el mundo. Más, en concreto, ha tomado como escenario Texas, que es donde se ha llevado a cabo el proceso que ha permitido tan singular embarazo.

Los protagonistas

Fundamentalmente tres son los protagonistas de este caso:

  • Ahsleigh y Bliss, de 28 y 36 años respectivamente. Son dos mujeres residentes en Mountain Springs que contrajeron matrimonio y que han decidido formar una familia teniendo hijos. Y lo han hecho de una forma realmente inédita hasta este momento.
  • Stetson, el primer bebé de la mencionada pareja que ha pasado a la historia. Un pequeño que ahora cuenta con 5 meses.

El origen de la historia

En el momento que Ahsleigh y Bliss decidieron formalizar su relación casándose, tuvieron claro que querían ser mamás. No obstante, querían que ambas participaran de forma activa y especial en el embarazo. Por ese motivo, no dudaron en ponerse en contacto con el Centro para la Reproducción Asistida de Texas.

En ese lugar les ofrecieron la posibilidad de hacer realidad su sueño recurriendo a lo que se conoce como fertilización in vitro recíproca sin esfuerzo. Y es que gracias al mismo, de forma biológica y literal, las dos mujeres podrían ser consideradas madres biológicas del pequeño.

Han llevado en su vientre al mismo bebé. Todo el proceso

han llevado en su vientre al mismo bebé
Han podido hacer realidad su sueño familiar

Una vez que decidieron cumplir su objetivo mediante el citado proceso, se puso en marcha el mismo que se compuso de una serie de pasos muy importantes que merece la pena conocer:

  • Lo primero fue contar con los óvulos de una de las mujeres, concretamente de Bliss, y del esperma de un donante anónimo.
  • A continuación, las muestras mencionadas en el punto anterior se introdujeron en lo que se conoce como INVOcell, que es una especie de microcápsula que se viene a emplear en lo que es este proceso de fertilización in vitro. Viene a ser un sustituto de la “incubadora” que se utiliza en el procedimiento más “tradicional” de ese tipo y tiene un apariencia similar a la de la tapa de una botella de champán.
  • Después, esa pequeña cápsula fue colocada en lo que es la vagina de Bliss durante cinco días y haciendo uso de una especie de diafragma que se encargaba de sostenerla. De esta manera, fue en el cuerpo de esa mujer donde se llevó a cabo la fertilización del óvulo y se produjo el desarrollo del embrión. Es decir, se produjo lo que se conoce como técnica de cultivo intravaginal que permitió que tuviera lugar lo que se da en llamar incubación.
  • Pasados esos mencionados cinco días, el INVOcell fue “removido” y se procedió a hacer que uno de los óvulos fecundados fuera colocado en el cuerpo de la otra mujer, de Ashleigh. Cuerpo en el que transcurrió el resto del embarazo. Una gestación que concluyó el pasado mes de junio cuando vino al mundo el hijo de la pareja, el pequeño Stenson.

Otros datos de interés

Además de todos los aspectos indicados, no podemos pasar por alto otra serie de datos interesantes, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • La fertilización in vitro sin esfuerzo se ha empezado a utilizar con cierta asiduidad en parejas heterosexuales desde hace algunos años, pero funciona desde el año 1987. Aunque este caso es absolutamente innovador en lo que respecta a una pareja de mujeres.
  • Muchos son los profesionales que consideran que este tipo de fertilización resulta mucho más humano que otros existen.
  • De la misma manera, hay que tener en cuenta que se considera que este proceso es mucho más económico que el “in vitro” habitual. Y es que si el más frecuente viene a costar en Estados Unidos unos 15.000 dólares, este tiene un precio de 8.500 dólares.
  • La pareja protagonista de esta noticia posee en estos momentos otros dos embriones congelados de Bliss que podrán utilizar cuando consideren que ha llegado el instante perfecto para volver a ampliar la familia. No obstante, también tendrán la posibilidad de seguir este proceso que han llevado a cabo con los óvulos de Ashleigh.

Últimas noticias