baleares

Sánchez acepta la exigencia de Més para los presupuestos: regalar 200.000 euros a la independentista OCB

SÁNCHEZ
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Gobierno de Pedro Sánchez acepta la delirante condición de Més per Mallorca, socio soberanista de Francina Armengol, para apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 y que no es otra que regalar 200.000 euros a la organización independentista Obra Cultural Balear (OCB), la entidad equivalente a la catalana Òmnium Cultural que impulsó y participó activamente en el proceso independentista de Cataluña.

Otra condición que también acepta Sánchez ha sido conceder otros 200.000 euros a la organización ecologista GOB, históricamente vinculada a Més per Mallorca.

Así lo han explicado este jueves en rueda de prensa el líder de la formación independentista Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, y el senador de la misma, Vicenç Vidal, que han recordado que estos compromisos se suman a los 20 millones que los PGE transferirán para infraestructuras hidráulicas.

La independentista y multisubvencionada Obra Cultural Balear se ha caracterizado por su defensa del catalán y su batalla constante para la imposición de esta lengua en todos los ámbitos de la sociedad balear. Este mismo año, la versión balear de Òmnium ha exigido al Govern que los inspectores de la Conselleria de Educación vigilen los colegios donde no se usa el catalán al 100% y tomen medidas al respecto. Es la misma medida que aplica la Plataforma per la Llengua, los espías del catalán, otra organización independentista implantada en Cataluña y Baleares.

La OCB exigió a principios de año que el catalán fuera la única lengua vehicular en la enseñanza en Baleares y triunfó. El Govern de Armengol aprobó en febrero la Ley de Educación en la que eliminó el español como lengua vehicular e impuso el 100% de las clases en catalán en todos los centros públicos de Baleares.

La OCB es una de las principales entidades que organiza cada 30 de diciembre la manifestación independentista con motivo de la celebración de la Diada de Mallorca. En esta manifestación se reclama la independencia de lo que llaman los Països Catalans, una entelequia en la que conviven la presidenta Armengol y la del Consell de Mallorca, Cati Cladera, al tiempo que riegan con dinero público a la OCB.

Es también la organización que en 2017 concedió sus premios de honor a los ex líderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que fueron condenados a nueve años de prisión por sedición. En el momento de ser premiados por la OCB los dos estaban en prisión. La gala de entrega de galardones fue presidida por la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que fue condenada a 11 años y medio de prisión, también por sedición.

La OCB se financia preferentemente con las subvenciones que le conceden de forma sistemática las administraciones que están en manos del pacto de izquierdas (PSOE, Més per Mallorca y Podemos) y que son el Govern de Armengol, el Consell de Mallorca que preside la socialista Cati Cladera y el Ayuntamiento de Palma del también socialista José Hila.

Resulta llamativo que la condición de Més per Mallorca para aprobar los PGE sea conceder 200.000 euros a la OCB y otros 200.000 al GOB cuando Baleares sufre graves problemas de financiación en todos los sentidos y tiene necesidades más apremiantes. Sin ir más lejos, el Gobierno de Pedro Sánchez debe a las Islas 200 millones de euros por los convenios de carreteras firmados y nunca pagados.

Durante la rueda de prensa de este jueves, Vidal y Apesteguia han detallado que aparte de las ayudas a la OCB y el GOB ya aprobadas, han presentado otras 67 enmiendas por un valor total de unos 1.178 millones de euros, que «también lucharán». «Hemos visto que en los últimos años los compromisos se cumplen y dan garantías para ir a una negociación con espíritu propositivo», han añadido.

El líder y el senador han resaltado la «utilidad» de tener voz y voto en las instituciones españolas para condicionar las cuentas.

En cuanto al conjunto de enmiendas, Vidal ha destacado la reclamación de la cesión de todas las propiedades de la Sareb, la transferencia al Govern del coste del mantenimiento de Marivent (más de un millón de euros), 30 millones para un Plan de Trabajo en Baleares, 16 millones para equiparar las víctimas de violencia y terrorismo y cinco millones para el plus de insularidad.

En materia fiscal, Més resalta la consecución del régimen fiscal, aunque insiste en reclamar uno diferenciado. «Si Canarias lo tiene, ¿por qué no Baleares?», ha concluido Vidal.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias