Vecinos infectados en Coria del Rïo

La izquierda que dirige Coria del Río pasa de los gases tóxicos: «Sé que hay vecinos infectados, pero estoy de ocio»

Ver vídeo

La izquierda, que dirige Coria del Río, se ríe de los más de 4.000 vecinos infectados que respiran día y noche unos gases tóxicos que, tal y como admite el Instituto Nacional de Toxicología, afectan gravemente a la salud. Primero, lo hace su alcalde, Modesto González (AxSí) que jamás se ha preocupado por las ocho personas que ya se han sometido a pruebas con resultados que confirman que sus cuerpos incluso duplican los niveles que permite el cuerpo humano de estas sustancias tóxicas. Segundo, Manuel Lora, Delegado de Servicios Públicos y Limpieza del municipio, que antepone su ocio a una situación que está arriesgando la vida de quienes le pagan el sueldo, tal y como pueden comprobar en el vídeo que acompaña a este artículo.

El municipio sevillano de Coria del Río tiene a toda una barriada infectada con gases tóxicos. 4.000 vecinos, que acusan directamente al alcalde, el nacionalista Modesto González (Andalucía por Sí -AxSí-) de ser un «genocida», toda vez que el pueblo lleva diez años infectado con gases tóxicos, que han provocado que estas 4.000 personas hayan pasado el coronavirus confinados en sus casas junto a estos gases.

Pese a la grave situación, los miembros de Gobierno de Modesto González no sólo no hacen caso a las cámaras de OKDIARIO, sino que tampoco se han interesado jamás por el estado de salud de quienes ya han confirmado con pruebas toxicológicas que están infectados. 

Cuando este periódico ha vuelto a Coria del Río para conocer de primera mano el malestar de los vecinos, que esperan unas nuevos resultados de unas pruebas que, en esta ocasión, se han hecho más de 300 personas, se ha encontrado por casualidad con Manuel Lora, Delegado de Servicios Públicos y Limpieza del municipio, que sin dudarlo ha antepuesto su ocio a una situación tan preocupante como la de su municipio.

«Ya, ya, ya (sé que hay muchos vecinos infectados por los gases tóxicos en Coria del Río), pero también tengo mi momento de ocio», ha excusado Manuel Lora para no hacer ningún tipo de declaraciones a los micrófonos de OKDIARIO mientras se sentaba con sus amigos tranquilamente a tomar algo en un bar del municipio.

A continuación, exponemos íntegramente la pasividad de Lora ante la crítica situación:

OKDIARIO: ¿No quieres decir nada? Por favor…

Manuel Lora: No… Perdona.

OKDIARIO: Pero, hombre, hay muchos vecinos afectados.

Manuel Lora: ¿Qué?

OKDIARIO: Que hay muchos vecinos afectados.

Manuel Lora: Ya, ya, ya. Pero también tengo mi momento de ocio.

OKDIARIO: He intentado hablar con ustedes vía el Ayuntamiento y me es imposible.

Manuel Lora: Pues… Raro.

OKDIARIO: Pero, hombre, con todos los vecinos que hay afectados y tal… ¿Y no quieres decir absolutamente nada?

Manuel Lora: No.

OKDIARIO: ¿Un 100% de análisis que se han hecho están infectados y no quiere decir absolutamente nada?

Manuel Lora:

Despreocupación

Modesto González apenas se ha pronunciado ante los medios y, cuando lo ha hecho, ha mentido afirmando que se había preocupado por los ocho vecinos que hace dos años se sometieron a las pruebas de toxicología dejando un resultado inequívoco: infectados. De este modo, permanece escondido con dos polémicas en el pueblo que han copado portadas a nivel nacional: los gases tóxicos que infectan a 4.000 personas y el edificio okupado que atemoriza al pueblo.

El silencio del alcalde crispa a un pueblo que dice no poder más. Por suerte, la Guardia Civil ya ha facilitado el acceso a pruebas toxicológicas a más de 300 vecinos del municipio, que podrán demostrar por fin el alto nivel de gases tóxicos que se han instalado en su cuerpo.

Además de la ‘okupación’ de los gases tóxicos en los cuerpos de hasta 4.000 vecinos de Coria del Río, existe otra okupación real en un gran edificio en el centro del pueblo que, como mostró OKDIARIO, tiene atemorizado a todo el pueblo, al que amenaza con machetes y con bidones de gasolina, ante la permisividad del alcalde Modesto González.

Y es que González no hace absolutamente nada ante los distintos problemas que hacen que un pueblo maravilloso y rico en recursos esté anclado en el siglo XX, e incluso en el XIX. Un grupo de okupas se han hecho por la fuerza con todo un edificio en el centro del pueblo que tiene amedrentadas a todas las urbanizaciones colindantes.

«Los vecinos tienen un grado de desesperación que no saben si abandonar sus casas o enfrentarse a ellos y que haya una matanza»

José Márquez, coordinador de Vox en Coria del Río, explica a OKDIARIO, a varios metros del polémico edificio «por temas de seguridad», que se trata de un bloque «okupado por personas que tienen amedrentado a la gran mayoría de la urbanizaciones que tenemos alrededor». «Los vecinos tienen un grado de desesperación que no saben si abandonar sus casas o enfrentarse a ellos y que haya una matanza», subraya.

Lo último en España

Últimas noticias