Los gases tóxicos de la gasolinera de Coria del Río provocan «incapacidad permanente total» a un vecino

Investigación de la Guardia Civil en la gasolinera de Coria del Río (Sevilla) -GUARDIA CIVIL-.
Investigación de la Guardia Civil en la gasolinera de Coria del Río (Sevilla) -GUARDIA CIVIL-.

La lucha de los vecinos de la barriada Guadalquivir de Coria del Río (Sevilla) afectados por la exposición a gases tóxicos presuntamente emanados de una gasolinera de la localidad han sumado una prueba más a sus denuncias. La Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Sevilla ha reconocido a uno de sus habitantes la «incapacidad permanente en grado total».

El citado organismo señala específicamente la «exposición» de esta persona a hidrocarburos como el benceno, el tolueno o el n-hexano, «por encima de los valores aceptables», lo que le ha provocado «vivencias de taquicardias, ansiedad y depresión».

Cabe recordar que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Coria mantiene una causa al respecto para investigar un vertido de hidrocarburos derivado de la citada gasolinera enclavada en la zona. Como investigados figuran, entre otros, el alcalde de Coria del Río, el andalucista Modesto González, acusado de un delito contra el medio ambiente y los recursos naturales con afección grave a la salud de las personas. Declarará el próximo mes de abril.

También se investiga al secretario general del Ayuntamiento de Coria y a un técnico de la Administración General, así como a los administradores y el gerente de la gasolinera Zamarrilla Inversiones S.L. y a diversos responsables relacionados con las inspecciones y reparaciones en dicho recinto.

La investigación llevada a cabo por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a instancias de la Fiscalía comprobó que existían anomalías en forma de fuga en el depósito de gasolina SP/95. En la actuaciones realizadas se ha detectado la presencia de compuestos orgánicos volátiles (COV) derivados de hidrocarburos, así como sulfato de dimetilo, muy tóxico por inhalación.

En paralelo, pesa un informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Sevilla, que merced a muestras de sangre de ocho vecinos de la barriada Guadalquivir detectaba en las mismas «bajas concentraciones» de n-hexano, un disolvente orgánico con «acción tóxica».

La resolución

El reconocimiento de incapacidad permanente al citado vecino de Coria del Río figura en una resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social emitida el pasado 11 de noviembre y recogida por Europa Press, que detalla que el hombre, trabajador autónomo como quiropráctico, presenta «vivencias de taquicardias, ansiedad y depresión», pesando su «exposición en su domicilio a benceno, tolueno, fenol, 1,2,3-trimetilbenceno, n-hexano y sulfato de dimetilo por encima de los valores aceptables según informe técnico».

Se trata, en concreto, de un informe de fecha 18 de junio de 2020 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que respecto a la calidad de los suelos y las aguas subterráneas del entorno de Coria objeto de esta situación, detecta «un daño sustancial a la calidad del suelo del entorno de la gasolinera por los vertidos o escapes contaminantes de hidrocarburos tipo gasolina o gasoil y aceites minerales»; así como «un daño sustancial a la calidad de las aguas subterráneas» con «grave perjuicio para el sistema natural del Estuario del Guadalquivir» y un «riesgo importante de grave perjuicio a la salud de las personas con afección demostrada a los habitantes de Coria».

«Riesgo intolerable de exposición»

Y es que según dicho informe, «en las muestras analizadas en el interior de las viviendas, se obtiene como conclusión de la evaluación del riesgo de exposición a los compuestos orgánicos volátiles identificados en las mediciones, que el riesgo es moderado para benceno, tolueno, fenol y 1,2,3-trimetilbenceno, importante para n-hexano e intolerable para sulfato de dimetilo».

Además, el informe recuerda que en muestras de sangre de ocho vecinos de la barriada Guadalquivir fueron detectadas «bajas concentraciones» de N-hexano, un disolvente orgánico con acción tóxica, y también de acetona, «con características toxicológicas importantes», señalando que median documentos que «acreditan la afección a la salud por parte de los habitantes de la barriada Guadalquivir».

Así, este vecino identificado como Sergio G.G. ha expuesto a Europa Press que fue hace aproximadamente «seis años» cuando comenzó a sentir secuelas físicas de intensidad a cuenta de esta situación, dándose de baja por primera vez a cuenta de las mismas hace ahora unos «dos o tres años».

Hasta tres operaciones de corazón

En ese sentido, el vecino ha narrado que tras acudir a los servicios sanitarios fue sometido a tres operaciones «de corazón», en concreto tres ablaciones cardíacas, todas ellas «sin éxito» porque los facultativos «no daban» con la verdadera causa de sus afecciones.

Y es que ante sus dolencias, «nadie daba credibilidad» a la hipótesis de que las mismas derivasen de la exposición a sustancias «tóxicas», hasta pesar los primeros informes técnicos en ese sentido.

Desgranando diversos aspectos de su «lucha» para demostrar que sus dolencias derivan de la exposición a los agentes volátiles y «tóxicos» detectados en la barriada Guadalquivir, Sergio G.G. ha reclamado a las autoridades que continúen investigando tal extremo.

Lo último en España

Últimas noticias