Elecciones Generales 2019

Los asistentes al mitin final de Sánchez en Valencia: "Los pactos son saludables para la democracia"

6.000 personas se han citado en el parque Central de la capital del Túria para acompañar a los candidato del PSOE Pedro Sánchez y Ximo Puig

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a las elecciones generales del próximo domingo, Pedro Sánchez, ha viajado este viernes por la noche hasta Valencia, al ritmo del ‘Dime que me quieres’ de Tequila, para acompañar al candidato del PSPV a la presidencia de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en el acto de cierre de ambas campañas.

Hasta la capital del Túria se ha desplazado un equipo de OKDIARIO para hablar con algunos de los 6.000 simpatizantes que han asistido al acto que se ha celebrado en el parque Central, para preguntarles qué creen que va a pasar el próximo domingo y si confían en que su candidato pueda formar gobierno y quedarse cuatro años en La Moncloa.

Este es el deseo de todos los que han asistido al mitin final de Sánchez, donde la mayoría son militantes, pero cuando les preguntamos sobre qué creen que va a ocurrir el domingo, la respuesta es otra. Confían en una victoria del candidato socialista Pedro Sánchez el 28-A, pero no tienen tan claro que finalmente consiga formar gobierno. Muchos de ellos creen que Partido Popular, Ciudadanos y Vox lograran sumaran la mayoría necesaria para investir presidente a Pablo Casado y dejar al líder del PSOE en la oposición.

Una de las asistentes opina que "me gustaría que ganara la izquierda, porque sería el mejor futuro para España", algo en lo que coincide otro de los asistentes que afirma que "me gustaría que ganaran los socialistas". Otra de las personas con la que hemos hablado considera que "es saludable para la democracia tener que llegar a pactos", consciente de qué ningún partido logrará la mayoría absoluta para gobernar sin tener que sentarse con otros partidos políticos y negociar la formación de un gobierno que permita estabilizar el rumbo del Estado durante los próximos cuatro años.

Lo último en España