Alimentación

Los riesgos de la dieta vegana

0 Comentar

En los últimos años algunas personas han optado por seguir la tendencia de dejar de lado la carne y los alimentos de origen animal en su dieta. En algunos casos puede ser por simpatía con los animales, por creencia o simplemente por seguir los pasos de muchos famosos que se apuntan a este estilo de vida. En la última década, en el Reino Unido se han incrementado hasta un 350% el número de personas veganas y esto es algo realmente preocupante, según los expertos, sobre todo si se tiene en cuenta que hay gente que se deja arrastrar por las modas. A continuación te detallamos los riesgos de la dieta vegana.

Algunos expertos sostienen que cuando las personas se hacen veganas por convicción o debido a su religión saben cómo compensar los déficits nutricionales que se producen al suprimir la carne y los lácteos. Pero no ocurre lo mismo en el caso de aquellos que se decantan por esta opción para seguir el ejemplo de los rostros populares del cine y la televisión.

Una dieta vegana es aquella que no permite el consumo de alimentos de origen animal como carne, leche, pescado, huevos y queso, entre otras cosas. Hay gente que también se apunta a la dieta crudivegana, en donde la verdura no se cocina. Aunque la dieta vegetariana o vegana cuente con sus beneficios, también cuenta con sus inconvenientes, ya que en muchas ocasiones no se toman las suficientes cantidades de vitaminas, proteínas y nutrientes.

Se trata de una dieta bastante compleja que exige a la persona que la haga unos mínimos conocimientos. Cuando se suprimen un determinado grupo de alimentos, como ocurre con los de origen animal, hay una serie de nutrientes que resultan muy complicados de conseguir únicamente con los vegetales.

Entre ellos se encuentran la vitamina B-12  y las proteínas. En el caso de la primera, resulta imprescindible para contar con unos glóbulos rojos en buen estado y prevenir así la anemia. Se encuentra únicamente en productos de origen animal. Por eso a los veganos se les aconseja tomar suplementos de esta vitamina.  Por su parte, la proteína permite construir y mantener en buen estado los músculos, la piel, los hueso y los órganos. Para conseguir la suficiente cantidad de proteína, además de vegetales también se deben ingerir legumbres, frutos secos, productos de soja, semillas y granos enteros.

Otros nutrientes que se ponen en peligro con las dietas veganas son el hierro, el calcio y los ácidos grasos Omega-3. El primero resulta necesario para el buen funcionamiento de los glóbulos rojos y para conseguir energía. Con una dieta vegetariana resulta complicado obtener las suficientes dosis de hierro, ya que los alimentos cárnicos permiten una mejor absorción.

El calcio, por su parte, resulta necesario para una adecuada salud de los huesos y los dientes. En lugar de tomar leche, se suelen recomendar la leche de soja, cereales, tofu o zumos de frutas. Además, los ácidos grasos Omega-3 consiguen tener un tejido sano, el desarrollo del cerebro y una mejor salud cardiovascular. Tampoco se debe descartar la ingesta de suplementos nutricionales.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias