Telecinco

‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’: Irene Rosales se proclama ganadora

Irene vence a sus compañeros y se lleva los 3.000 euros de premio en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'.

Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition
Irene Rosales 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'

Irene Rosales, la mujer de Kiko Rivera, se ha proclamado como vencedora en esta entrega de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. Después de una semana un poco intensa, Irene ha recibido su premio a pesar de ser la primera anfitriona del concurso y haber sufrido más presión.

Pero finalmente ha conseguido vencer a sus rivales, Fani Carbajo, Miguel Frigenti y Amador Mohedano, en una competición que no pintaba nada fácil, especialmente por la gran competitividad de sus compañeros.

Claro está que ser la primera ha tenido sus ventajas, pero también sus desventajas. En el caso de la cena de Irene Rosales, los invitados estuvieron mucho más receptivos al ser el comienzo del concurso. Nada que ver con las cenas siguientes. Pero Irene no pudo ver los platos de sus rivales, por lo que no pudo crear un menú más elaborado que el de sus compañeros. No sabía que iban a cocina cada uno de ellos.
La victoria de Irene Rosales no ha sentado bien a todo el mundo y es que Miguel Frigenti, como gran competidor, creía merecer el premio más que la influencer. Pero la tensión acumulada se acabó y los concursantes han cerrado esta edición de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ con un abrazo colectivo en el que Irene dio las gracias a sus compañeros por haberle dado una buena puntuación.
Las confesiones de Irene Rosales en ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’
Irene Rosales ha conseguido abrirse y contar algunos detalles de su relación con Kiko Rivera, con el que lleva seis años. Irene ha contado todos los miedos e inseguridades que ha sentido por su vida en común con Kiko.
Kiko e Irene comenzaron su relación en el año 2014 con una lluvia de críticas. Aún así, ambos estaban muy felices e ilusionados por su nueva relación, tanto que se hicieron inseparables. Claro está que no todo ha sido un camino de Rosas, según ha contado Irene.
«Confieso que en un punto de mi relación con Kiko, por todo el tema de su trabajo, pensaba que me podía pegar una ‘patada’ y pasé miedo», ha contado Irene Rosales.
Rosales ha reconocido que estas inseguridades han tenido que ver con algún complejo físico: «Pensaba que se le podía cruzar una chica con más pecho, pero él me ha demostrado que soy yo… A día de hoy es una auténtica estupidez, me tienen que querer a mí como persona y no por unas curvas».
Pero tras todos esos baches, Irene y Kiko han demostrado que su amor está por encima de todas las cosas y forman una bonita familia que se apoya en todo momento. Tienen dos hijas en común, Ana y Carlota, que han conseguido unirlos más aún.
Igualmente, Irene Rosales ha realizado otras confesiones en ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ que escandalizarían a más de una persona. «Yo me he acostado en un coche, en la carretera… Dame un chupito doble… A ver todos hemos sido jóvenes», ha dicho avergonzada ante sus compañeros de programa.

Lo último en Televisión

Últimas noticias