Infidelidades

¿La visión sobre la infidelidad es distinta en hombres y mujeres?

¿Es igual la infidelidad en hombres y mujeres? Estadísticamente se aprecian algunas diferencias significativas. Aquí lo analizamos.

Infidelidad en hombres y mujeres
¿Cómo es la infidelidad en hombres y mujeres?

En nuestra sociedad, la visión sobre la infidelidad ha ido evolucionando paulatinamente, acompañando el desarrollo de los derechos de las mujeres. Históricamente la infidelidad femenina siempre ha sido más condenada que la infidelidad masculina. Aún en tiempos actuales, en algunas culturas se mantienen costumbres discriminatorias de los derechos de la mujer, que estimulan la infidelidad masculina. Según algunas encuestas, aproximadamente el 25% de los hombres son infieles, mientras las mujeres lo son en un 10%.

Visión sobre la infidelidad en el hombre y la mujer

La llegada de la anticoncepción y la autonomía financiera aumentó la infidelidad femenina. Hace un siglo, si una mujer engañaba a su marido se arriesgaba a quedar embarazada de su amante y esto era inadmisible para la época. Si bien en la actualidad también suelen ocurrir hechos similares, se dispone de un más avanzado control de la natalidad.

Durante el transcurso del siglo XX, el grado de independencia financiera de las mujeres les permitió ser más libres. Si llegado el caso, los maridos descubrieran su infidelidad, podían mantenerse a sí mismas. Lo que no podía suceder en otras mujeres tradicionalmente, sometidas económicamente.Infidelidad en hombres y mujeres

Una de las diferencias entre la infidelidad femenina y la infidelidad masculina es la intensidad del sentimiento. La infidelidad femenina se pone en juego cuando existen sentimientos profundos hacia otra persona. En cambio, la visión sobre la infidelidad que tienen los hombres es diferente, pues ellos no necesitan estar enamorados para engañar a su esposa.

La visión del hombre es diferente

Estadísticamente, muchos hombres consiguen una amante y mantienen a sus esposas; en cambio las mujeres, si toman a un amante es porque ya tienen decidido dejar a sus maridos.

La infidelidad en la pareja es mucho más común de lo que se cree, por ejemplo, se mantiene constante a lo largo de las diferentes edades. El investigador estadounidense Alfred Kinsey ha demostrado en 1950 que más del 50% de los hombres y casi un 30% de las mujeres en los EEUU habían tenido relaciones extramatrimoniales.

Un estudio realizado en el año 2012 por UndercoverLovers, un sitio de citas extramatrimoniales en el Reino Unido, halló que el 57% de las mujeres admitieron haberse enamorado de un compañero de trabajo, en tanto que solo el 25% de los hombres pudo decir lo mismo.

Otra visión sobre la infidelidad asegura que podría estar genéticamente predeterminada. En un estudio realizado por la Universidad de Binghamton de Nueva York, se encontró un vínculo entre el receptor de dopamina D4, el responsable de la búsqueda de emociones, y con ello de la infidelidad.

¿Crees que la infidelidad es diferente en el hombre y la mujer? Déjanos tu opinión con un comentario.

Lo último en Salud

Últimas noticias