Trabajo

¿De qué manera podemos organizar nuestras actividades diarias?

¿De qué manera podemos organizar nuestras actividades diarias?
¿De qué manera podemos organizar nuestras actividades diarias?

Empieza una vuelta al trabajo y a la escuela en este nuevo año 2021. Tras varios días de vacaciones navideñas, es más complicado volver a nuestros quehaceres diarios. Por esto planteamos de qué manera organizar nuestras actividades diarias para que sea más fácil llegar a nuestras metas y ser más productivos.

Todo esto para por una gran organización y planificación porque sin esto las cosas no saldrán como esperábamos.

Apuntar las actividades en un papel o agenda

Las agendas son un bien muy preciado, que además suele ser un regalo navideño fantástico para poder organizar ya los primeros días del año. Hazte con una, es una suerte poder con tantas tan diferentes y especiales para poder organizar a tu antojo y ves anotando las actividades diarias para que sea más fácil poder ir cumpliéndolas.

No pasarnos con la cantidad

Hay que ser conscientes de que tenemos 24 horas al día, y debemos descansar y dedicar tiempo a los nuestros y a nuestros hobbys. Por tanto, lo ideal es no cargar con muchas tareas el día, pues será más fácil acabarlas si tomamos conciencia de ello.

Algunas personas intentan calcular cuánto tiempo representa dedicar a cada actividad y así es más fácil de calcular y de establecer el número de ellas.

Centrarse en lo urgente e imprescindible del día

Para organizar nuestras actividades diarias debemos prescindir de las que son menos importantes y centrarnos en las urgentes. Hay una cantidad de métricas y planificadores que establecen que lo prioritario es siempre lo que debemos hacer primero, especialmente aquello que cuesta más porque así ya estará hecho y dará menos pereza hacerlo si lo dejamos a última hora, pues entonces puede ser que no se acabe por realizar.

Así que dejamos de lado las actividades innecesarias de ese día y las apuntaremos para esa jornada en la que estamos algo más libres.

Dejar de lado aquello que nos distrae y es inútil

Unido al punto anterior y especialmente cuando estamos trabajando, queremos acabar antes y ser más productivos, un consejo es no caer en todo aquello que nos puede distraer y no nos permite seguir.

¿De qué manera podemos organizar nuestras actividades diarias?

Estamos hablando de las reuniones innecesarias, de las llamadas de teléfono que tampoco nos arreglan ese día, revisar constantemente el correo electrónico, entrar en las redes sociales sin ningún objetivo, etc. está bien distraerse aunque sean unos minutos, pero estas cosas nos quitan mucho tiempo.

Decir no, a veces es favorable

El no es algo negativo que pocas personas se atreven a decir. Por esto acumulamos sí en todo aquello que nos piden y entonces nuestras tareas diarias no finalizan nunca. Hay momentos de decir no, porque no podemos abarcarlo todo y menos ese día. En todo caso, es una tarea para otro momento o bien hay que delegar.

Sé más práctico

Con esto queremos decir que minimices el tiempo que gastas al día para que sea mucho más productivo y rentable. Esto pasa, algunas veces, por ser más práctico. Puedes hacer dos tareas similares porque una se apoya de la otra, aunque pertenezcan a temas o clientes distintos.

Por otro lado, haz ejercicio nada más levantarte, así no tendrás que estar el día lamentándote de que no tienes tiempo para ello, levántate antes para hacer aquellas tareas que es mejor hacer a primera hora sin distracciones o haz la compra en el supermercado de al lado del trabajo durante tu tiempo libre para ganar eso, tiempo, pues al llegar a casa, la compra estará hecha.

Son pequeños trucos que el tiempo y la experiencia hacen que se vayan consolidando y que al final del día se acabe con aquellas tareas realizadas.

Prepara las cosas antes de ir a dormir

Las personas organizadas ganan tiempo. Así que antes de ir a dormir debes realizar una rutina de acciones que te ayudarán a ganar horas al día siguiente. Puedes destinar unos minutos a preparar la ropa del día siguiente, los apuntes, el resumen y todo lo que debes llevar en la mochila, repasa la agenda para saber si te dejas algo… esto ayuda a no estresarse nada más levantarse por ver que nos falta el desayuno, o tal cosa está sucia y no sabemos qué zapato ponernos y hacemos tarde.

No seas tan rígido con los horarios

Déjate un tiempo prudencial entre tarea y tarea, entre reunión o videollamada, entre planificación y tiempo para salir… pues muchas veces tendremos que hacer uso de la improvisación porque no siempre el día sale programado como esperamos.

Los contratiempos y cambios están a la orden del día, de manera que tu cabeza debe ser lo más flexible posible y adaptarse al cambio sin que esto nos perjudique porque el resto del día puede ser clave cuando hacemos caso de todo ello.

De manera que no seas tan rígido con los horarios o tareas o puede ser perjudicial para ti a la hora de organizar nuestras actividades diarias.

Lo último en Salud

Últimas noticias