La protonterapia, la técnica más avanzada para combatir el cáncer

cancer
Centro de Protonterapia Quirónsalud

La protonterapia se ha convertido en un halo de esperanza en el ámbito de la salud para plantarle cara al cáncer. Esta técnica innovadora, que produce menos efectos secundarios que la radioterapia tradicional, irrumpirá en España a finales de este año con la apertura del Centro de Protonterapia en Madrid, el primero de estas características en nuestro país.

Esta técnica es una forma de radioterapia en la que los protones presentan características diferentes a los fotones y concentra bien la radiación, dañando muy poco los tejidos sanos próximos a la zona afectada por el tumor, por lo que tiene menos toxicidad y es más recomendable para tratamientos a largo plazo. Actualmente, las evidencias han demostrado la eficacia en tumores de base de cráneo, medulares y pediátricos.

Gracias a esta novedosa terapia, será posible tratar multitud de casos de cáncer, sobre todo de tumores cerebrales y aquellos localizados a lo largo de la columna vertebral. Se trata especialmente de tumores próximos a órganos vitales que precisan ser preservados, como los cercanos al tronco cerebral, a la vía óptica, a la médula espinal, tumores del área de cabeza y cuello, tumores pediátricos y cánceres recurrentes, incluyendo ulteriormente tumores oculares.

 

Menos efectos secundarios

Además, produce menos efectos secundarios que la radioterapia tradicional de rayos X en cáncer manteniendo las tasas de curación en niveles similares, según un nuevo estudio dirigido por la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis y la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).

La técnica es efectiva para reducir los tumores y, además, tiene una toxicidad "mínima" para los órganos circundantes, según un estudio elaborado por investigadores del Hospital Infantil de Philadelphia y de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EEUU).

Quirónsalud abre un centro especializado

En el marco del XX Congreso celebrado por la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), la implantación de la protonterapia en nuestro país ha adquirido un gran protagonismo. El presidente de SEOR, Carlos Ferrer, puso en valor la apuesta por esta terapia, que aporta cuidados sin secuelas y facilita el tratamiento de cáncer.

A finales de este año, el Grupo Quirónsalud abrirá las puertas del primer centro para evitar que los pacientes sigan viéndose obligados a irse al extranjero para recibir esta terapia. La magnitud y complejidad de este tratamiento hace que, por el momento, haya pocos centros en el mundo preparados para ofrecer esta alternativa, tan solo 29 en Europa incluyendo el centro de Quirónsalud, que se ubica en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Profesionales experimentados

Para revertir esta situación, Quirónsalud está formando un auténtico dream team de profesionales internacionales experimentados en el uso de este innovador tratamiento oncológico.

El profesor Raymon Miralbell, con una amplia trayectoria en el uso de la protonterapia en Suiza , la Dra. Carme Ares como Jefa de Oncología Radioterápica del Centro tras una larga experiencia en el uso de este tratamiento en Suiza (Centro de Protonterapia del Paul Scherrer Institute en Villigen) y Países Bajos (ZON-PTC de la MAASTRO Clinic en Maastricht) y el Dr. Alejandro Mazal como Director de Física Médica, después de más de dos décadas trabajando en el Instituto Curie de París (Francia), los últimos años como director técnico de su centro de protonterapia y jefe del Servicio de Física Médica de este organismo. Además, el centro también contará con Juan Castro como Supervisor de Protección Radiológica, que se incorpora al proyecto tras casi una década como Jefe de Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

"Es especialmente útil en tumores que requieren dosis altas para ser controlados y están localizados cerca de estructuras u órganos muy sensibles a la radiación. O en tumores pediátricos, ya que los órganos están todavía en desarrollo y son todavía más sensibles, por lo que es aún más importante poder evitar irradiar dichos tejidos", según explica la Dra. Ares.

Lo último en Salud