Anatomía

Cuáles son las partes del pie

partes del pie
El pie es la parte final de las extremidades inferiores y que suele llevar el peso del cuerpo.

El pie es la parte final de las extremidades inferiores y que suele llevar el peso del cuerpo. Entre sus funciones destaca porque permite la locomoción, el movimiento y que nos podamos desplazar de un sitio a otro. Cuando nos referimos a las partes del pie humano, que engloba también el tobillo, resaltamos hay varias partes del pie, y suele tener una estructura compleja y mecánica con 26 huesos, 33 articulaciones, y más de 100 músculos, ligamentos y tendones.

Estructura del pie

El pie se puede subdividir en tres partes: retropié, parte media y antepié, mientras que su porción ósea presenta el tarso, el metatarso y las falanges, cada una de las cualas la forman distintos tipos de huesos.

Retropié

Hace referencia a la parte posterior de la planta del pie. Aquí encontramos el astrágalo y el talón. La tibia y el peroné de la pierna conectan directamente con el pie con la zona del astrágalo. Es de remarcar que el talón es el hueso más grande del pie y esta zona suele tener una acción estabilizadora.

Parte media

Corresponde a la parte media o central del pie y la engloban diversos huesos irregulares y  cuneiformes. Juntos forman lo que se conoce como arco del pie y su función básica e importante es la de amortiguador. Esta zona conecta con el retropié y el antepié gracias a una serie de músculos y huesos.

Antepié

Es la zona delantera donde se sitúan los cinco dedos y encontramos aquí las falanges que forman el metatarso. Las articulaciones que hay entre las falanges se llaman interfalángicas y las que se sitúan entre el metatarso y las falanges son metatarsofalángicas. Su función, en este caso, es dinámica.

Huesos del pie

En esta zona del cuerpo encontramos una gran cantidad de huesos y articulaciones de diferentes tamaños.

Tarso. Engloba nada menos que siete huesos articulados, tanto en el pie izquierdo como en el pie derecho. Lo encontramos entre el extremo inferior de la tibia y del peroné y el metatarso. Y se articula gracias a los huesos del metatarso.

Metatarso. Está formado por cinco huesos largos.

Astrágalo. Hemos visto antes que es el hueso del tobillo y lo encontramos dentro del tarso.

Calcáneo. Es la parte del tarso que forma el talón. Gracias a este hueso podemos flexionar el plantar del pie, la rodilla y estabilizar la pierna.

Lo último en Salud

Últimas noticias