Huevos

Cuál es la frecuencia ideal para consumir huevos

Recientes estudios están poniendo en duda la frecuencia ideal para consumir huevos. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? Toma nota.

Consumo de huevos
Beneficios de consumir huevos

En los últimos tiempos, se ha ido modificando lo que se pensaba tradicionalmente sobre la frecuencia de consumir huevos. Los expertos tienen años discutiendo si son buenos o malos para la salud, si aumentan el colesterol, si incrementan el peso o algunas enfermedades cardiovasculares o, si por el contrario, es saludable tomar uno diario. Un estudio del Departamento de Nutrición de la Escuela Pública de Salud de la Universidad de Harvard, realizado en 2019, arrojó un resultado interesante.

En este estudio, hecho a 215.000 mujeres y hombres, el consumo de un huevo diario no significó un mayor riesgo en cuanto a enfermedades cardiovasculares. Pero la ciencia no se pone de acuerdo.

Nuevo estudio

Un nuevo y masivo estudio, publicado este mes en PLOS Medicine, que abarcó un universo de 500.000 personas, relacionó la ingesta de huevos con el incremento del riesgo de muerte por todas las causas, incluidos el cáncer y enfermedades cardiovasculares. Las estadísticas del estudio mostraron casi 130.000 muertes, incluidas las causadas por ACV, en un lapso de 16 años, y los huevos estuvieron asociados positivamente a todas las causas de muerte.

Este estudio se realizó en personas de entre 50 y 71 años, de 6 estados y dos ciudades de Estados Unidos (siendo el 91.8% hombres blancos no hispánicos) entre 1995 y 1996, a quienes se les hizo un seguimiento prospectivo hasta finales del año 2011. Se evaluó mediante un cuestionario la frecuencia de la ingesta de huevos enteros y de claras de huevos, y se usaron modelos de riesgo específicos para cada causa teniendo en cuenta los riesgos más comunes.

A pesar de ello, los científicos siguen sin consenso. Aducen que tras muchos años de investigación, la tradicional respuesta de si los huevos son malos o buenos para la salud continúa sin respuesta. Y esto es debido a que los numerosos estudios que se han realizado en los últimos años han arrojado resultados contradictorios, diciendo unos que hay consumir huevos de forma moderada y otros que no importa la frecuencia; unos señalan que son importantes para la salud y otros la niegan.Huevos

Críticas al estudio

Diversos científicos han cuestionado el último estudio. Por ejemplo, Riyaz Patel, consultor cardiólogo de la University College de Londres, indicó que si bien el estudio estuvo bien realizado, aporta más confusión a la discusión. Por su parte, Walter Willett, profesor de Epidemiología y Nutrición en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, señaló lo problemático del resultado, pues en el estudio solo preguntaron una vez a las personas sobre su consumo de huevos, pero no verificaron si la dieta hubo cambiado durante los años en que siguieron el estudio. Según sus palabras, “solo obtuvieron una instantánea a tiempo”.

Por otro lado, la profesora principal de Nutrición para la Salud Pública de la Universidad de Glasgow (Escocia), Ada García, escribió en un comunicado que los resultados del estudio son exagerados, y que responsabilizar el consumo de huevos de un incremento de la enfermedad cardiovascular refleja un enfoque reduccionista de lo que debe ser una dieta para prevenir diversas enfermedades.

Qué pasa con los huevos

No hay que perder de vista que en los conceptos de salud interviene, y no pocas veces, la industria alimentaria, que muchas veces se ha encargado de destacar las “indiscutidas” propiedades nutricionales de determinados alimentos teniendo en cuenta su propio beneficio.

En el caso de los huevos, la industria avícola tiene años diciendo que un huevo es lo más sano del mundo: un solo huevo ofrece 7 gramos de proteína, 75 kcal, 5 gramos de grasa y 1.6 gramos de grasa saturada; también tiene vitaminas y minerales, además de otros micronutrientes como la zeaxantina y la luteína, que ayudan a evitar enfermedades. Además de todo son accesibles, y constituyen la base de dietas pobres en hidratos de carbono, como la cetogénica.

Veamos con atención cuál puede ser el verdadero problema de los huevos. El colesterol se aloja en la yema la cual, si es grande, puede generar hasta 180 mg de colesterol. El colesterol per se no es dañino. Lo tenemos todos en nuestro cuerpo, en cada célula del cuerpo; lo produce el hígado y es utilizado para producir otras sustancias necesarias, como hormonas, compuestos digestivos, vitamina D y otras. El problema se presenta cuando los niveles de colesterol suben, y cuando eso pasa se obstruyen los vasos sanguíneos con grasa, pudiendo generar posteriores enfermedades cardiovasculares.Consumo de huevos

Todo está en la moderación

El doctor Willett asegura que no hay que eliminar los huevos de la dieta, sino ingerirlos moderadamente. Por ejemplo, uno de los resultados del estudio de Harvard mostró que un mayor consumo de huevos en personas con diabetes tipo 2 podría estar asociado a un mayor riesgo cardiovascular.

Sin embargo, el estudio PLOS encontró que sustituir las yemas por las claras redujo en un 3% el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, aunque los mismos científicos que cuestionaron este estudio adujeron que esos resultados no estaban respaldados por toda la evidencia disponible, ya que la gran mayoría de los estudios sobre los huevos no analizan los huevos sin yema, básicamente porque quienes consumen los huevos de esta manera son una minoría en la población mundial.

En conclusión

El estudio de PLOS, según los médicos de Harvard y del College de Londres, no incide en la recomendación general y tradicional de comer huevos moderadamente (de tres a cuatro semanales), a menos que una condición médica o dietética lo desaconseje.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias