¿Cómo beneficia el juego colaborativo a los niños?

El juego colaborativo es una de las técnicas con mayor éxito en la inclusión de los pequeños en su entorno social. ¿En qué consiste este proceso?

El juego colaborativo a los niños
Propiedades del juego colaborativo a los niños

Un método eficaz y evolutivo de aprendizaje. Eso es el juego colaborativo para los niños. Se trata de un proceso clave para mejorar la calidad de la educación y los resultados en el aula. Los beneficios para los niños son muchos, pues garantizar la eficiencia de los servicios educativos a temprana edad. Además, estimula en los niños y niñas el deseo de involucrarse con sus pares. Son metodologías de asociación que se basan en dinámicas de grupos y trabajo en equipo; apuntan a nuevas estructuras, más horizontales que jerárquicas, lo cual incide en el futuro de los más pequeños.

El juego colaborativo fortalece la interacción del niño con quienes le rodean. Involucra la interacción entre las personas, a las que enseña a atender las necesidades comunes a través del trabajo de todos, en unidad. Es un modelo educativo de enseñanza que fomenta en los alumnos habilidades como la responsabilidad y los invita a asociarse.

La educación en la primera infancia

¿Alguna vez había oído hablar de la “poda sináptica”?  Es un proceso neuronal mediante el cual se eliminan las neuronas innecesarias y sus conexiones, que surgen desde la primera infancia. El fin es mejorar la eficiencia de las trasmisiones. Implica por tanto una evolución en el cerebro y en el cuerpo que termina de concretarse durante la adolescencia.

Lo mismo ocurre con el comportamiento social, al cual el niño se va adaptando según su entorno. En la primera infancia un desarrollo cerebral adecuado fortalecerá las conexiones más comunes, entendiendo que todo cerebro por naturaleza tiende a ser sociable. Esta acción se visualiza al trabajar en el aula.Niños jugando

¿Cómo beneficia el juego colaborativo a los niños?

El juego colaborativo desarrolla destrezas en los niños que los beneficiarán en distintos aspectos y a lo largo de toda su vida. Despierta sus habilidades sensoriales, motoras, cognitivas, sociales y emocionales que facilitarán su adaptación al entorno, su crecimiento y desarrollo. Además, favorece la integración y el pensamiento crítico, disminuye la ansiedad y prioriza por lo colectivo

Es una enseñanza basada en el método lúdico, un factor preponderante en la educación preescolar. La meta es desarrollar ideas que ayuden a introducir el juego, junto a una pedagogía direccionada hacia el niño y su formación.

Una estrategia

El juego en la educación del niño se convierte así en una estrategia, que se puede desarrollar hasta los ocho años. Constituye una especie de vehículo para que ellos obtengan conocimientos y competencias esenciales. Revela además su capacidad de acción para que puedan vivir sus propias experiencias.

Por todo lo anterior, debemos aprender a reconocer el juego como una primera experiencia que con los años irá evolucionando. Ahora que ya sabes cómo beneficia el juego colaborativo a los niños puedes utilizarlo para inculcar en tus hijos nuevos aprendizajes.

Lo último en Salud

Últimas noticias