Coronavirus

Aprender a tejer en casa es positivo mentalmente ante el coronavirus

El tiempo que hemos pasado de confinamiento en casa por la pandemia mundial, nos ha despertado aficiones nuevas. Tejer durante el coronavirus relaja.

Tejer durante el coronavirus
Aprender a tejer en el coronavirus

¿Sabías que tejer a mano estimula la liberación de las hormonas de la felicidad? De hecho, hasta se ha acuñado un nuevo término: lanaterapia o tricoterapia. Esta afición describe los beneficios cerebrales del tejido a mano. Sus efectos positivos son más importantes en estos tiempos de coronavirus. Aprender a tejer es muy fácil, lo mejor es que tejer en casa con una o dos agujas es una actividad saludable para toda la familia. ¡Ya puedes ir pensando en los próximos regalos!

Beneficios cerebrales del tejido a mano

La tricoterapia es una actividad 100% beneficiosa para la salud física y mental. Hasta hace poco tiempo tejer a mano era una actividad propia de las abuelitas… y no de las mujeres del siglo XXI. Menos aun de los varones.

Pero la pandemia y la estrategia universal contra el coronavirus, el confinamiento, revivieron antiguas y saludables costumbres como tejer en casa.  En realidad, los beneficios de la tricoterapia ya habían sido revelados hace algunos años. Los científicos ven similares a la meditación y el yoga, disminuye la presión arterial y alivia el dolor.Tejer en casa

  • Satisfacción personal. Revive el orgullo de hacer algo con tus propias manos. Es muy gratificante llevar a cabo un proyecto de comienzo a fin: convertir una hebra de lana en una prenda de vestir, un adorno o un regalo.
  • Disminución del estrés. Los hombros se relajan, los teclados fríos y mecánicos son reemplazados por la suavidad y calidez de la lana y la mente divaga y se desconecta.
  • Estimula el cerebro. Tejer obliga a realizar varias tareas exigentes para el cerebro, como contar puntos, sincronizar movimientos, recordar un patrón y mucho más.
  • Ayuda a controlar el dolor. El tejido requiere atención. Alivia el dolor crónico al permitir que la mente se concentre en otra actividad y no en el dolor.

Qué tejer en casa durante el coronavirus

Hay muchas cosas que se pueden hacer con una o dos agujas, más allá de las simples pero un poco aburridas bufandas. Los niños pueden aprender a tejer al crochet desde los seis o siete años y con dos agujas a partir de los 9 años.

A continuación algunas ideas para tejer en casa durante el coronavirus y después también:

  • Prendas de vestir: gorros, boinas, ajuares para bebés, bufandas, suéter de manga raglan, chaleco, cuellos.
  • Decoración y hogar: bolsos, cubrecojines, cubrefrascos, posapava, cobertores, alfombras.
  • Juguetes: amigurrumis, juegos de apilar, cubos, juegos de mesa, pelotas, sonajeros, huellas de monstruo y lo que tu imaginación te dicte.

Y tú, ¿qué ideas tienes para tejer en casa durante el coronavirus? ¡Compártelas!

Lo último en Salud

Últimas noticias