Crean una pastilla que controla el VIH con una dosis semanal

VIH
Uno de sus objetivos es la prevención del VIH en pacientes no infectados.
Comentar

Los pacientes podrán seguir el tratamiento desde casa

La medicina evoluciona a pasos agigantados. El último gran avance, presentado al mundo esta misma semana, está relacionado con el virus de la inmunodeficiencia humana, es decir, el VIH. Un equipo de científicos del Brigham and Women’s Hospital, en colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetss, ha desarrollado una pastilla capaz de controlar el VIH con solo una toma a la semana.

La píldora permanecerá en el estómago hasta la administración total del medicamento, que será liberado de manera continuada durante los siete días posteriores. Suministrando al individuo la dosis necesaria de tres potentes fármacos antirretrovirales: dolutegravir, cabotegravir y rilpivirina.

Una pastilla contra infección del VIH

VIH
Solo el 30% de los pacientes siguen correctamente el tratamiento.

El objetivo principal de los investigadores es asegurar que los pacientes sigan el tratamiento de forma adecuada, ante el aumento de casos por falta de adherencia al medicamento. Esta es una característica que define el correcto seguimiento de los planes de dosificación del tratamiento contra el virus. Un estudio reciente ha demostrado que solo el 30% de los infectados se mantienen fieles al procedimiento.

Al ajustarse a la rutina habitual de cada paciente, esta terapia de larga duración se tomaría de forma consistente, lo que mejoraría el éxito terapéutico y ayudaría a evitar las resistencias virales”, explica Andrew Bellinger, directivo de Lyndra.

VIH
A día de hoy, el VIH es un virus imposible de erradicar.

Ante este problema, la creación del fármaco promete una mayor adherencia por parte de los pacientes, que solo deberán ingerir una pastilla a la semana para estar totalmente protegidos. “Este sistema de dosificación de liberación lenta funciona igual o mejor que las dosis diarias actuales frente al VIH en modelos preclínicos“, asegura Giovanni Traverso, co-autor de la investigación.

Un 20% más efectivo

VIH
Este fármaco es mucho más efectivo que las inyecciones.

Los responsables del proyecto han confirmado también que este nuevo formato podría mejorar en un 20% la eficacia de las estrategias de prevención. Sin embargo, las sorprendentes cifras del estudio no acaban ahí. “La implementación de esta dosificación semanal tiene el potencial de prevenir entre 200.000 y 800.000 nuevas infecciones en los próximos 20 años”, según las palabras de Traverso y sus compañeros de estudio.

Últimas noticias