Sopas y cremas

Crema de calabaza con leche de coco

crema
0 Comentar

La calabaza es una de esas verduras que lo tienen todo; color, sabor, un punto justo de dulzura, e, incluso presencia en el folklore tradicional a modo de elemento decorativo en la conocida fiesta de Halloween.

¿Pero conocéis los beneficios que esta “terrorífica” hortaliza puede aportar a la salud?

IMG_20151003_193359_393 (1)

Su alto poder antioxidante ha convertido este alimento en un ingrediente imprescindible en numerosas recetas. Y es que debido a sus múltiples variedades (englobadas en época de verano o de invierno) podemos encontrar esta verdura durante todo el año.

Además, es rica en betacarotenos, ayudando en caso de sufrir gastritis debido al cuidado que ejerce sobre las mucosas digestivas. Y no solo eso, sino que este conjunto de pigmentos contribuyen a prevenir ciertas enfermedades oculares.

Pero aún hay más, ya que su alto contenido de potasio favorece la eliminación de líquidos, evitando, por lo tanto, la temida retención de los mismos.

Presenta un nivel de carbohidratos equilibrado, que gracias a su alto contenido en fibra es absorbido de manera lenta, permitiendo conservar un nivel adecuado de azúcar en sangre, algo a tener muy en cuenta si se padece diabetes.

Y por si fuera poco, este vegetal carece de un alto aporte calórico pese a su condición saciante.

Suficientes motivos para elaborar esta receta, ¿verdad?

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 calabaza de tamaño medio
  • ¼ de bote de leche de coco
  • 1 patata pequeña
  • Caldo de verduras o agua
  • 1 cucharadita de curri

Preparación:

Empezaremos cortando la calabaza en trozos no demasiado pequeños.

la foto 2 (1)

Una vez listos, los meteremos al horno durante aproximadamente unos 10 minutos a una temperatura de 180 ºC. Cuando saquéis la bandeja observareis que la calabaza no está aún hecha, pero este toque de horno es, precisamente, el secreto de la receta, ya que con él lo que se busca es lograr ese punto sabroso que esconden las verduras.

En un cazo pondremos la calabaza, un poquito de patata (con unos trocitos bastará, ya que si nos excedemos obtendremos un acabado demasiado dulce) y el caldo de verduras. Recomendación: tanto si el caldo es casero como si es comprado, podéis rebajarlo un poquito con agua para que su gusto no tape el del elemento protagonista, en este caso, la calabaza.

Si no disponéis de caldo o, simplemente, preferís prescindir de él, se puede usar agua y el resultado será el mismo.

la foto 1

Dejamos cocer a fuego medio durante 10-15 minutos para que la calabaza se ablande y absorba el resto de sabores.

Finalizado el tiempo, batiremos todo hasta lograr obtener una textura cremosa que no sea demasiado fluida. Es preferible no echar en un principio en el vaso batidor demasiada cantidad del líquido sobrante de la cocción e ir rectificando el resultado, en caso de ser necesario, poco a poco.

Volvemos a echar el puré en el cazo y lo mantendremos a fuego bajo durante un par de minutos para que vuelva a coger temperatura. Cuando lo haga, añadiremos, sin dejar de remover, la leche de coco y el curri. Es fundamental no propasarse con la medida de esta especia, ya que posee muchísimo aroma y sabor.

Cuidado, también, con la leche de coco. Tiene un sabor dulce y se debe consumir con moderación por su aporte calórico.

Permitimos que cueza otros 5 minutos y listo.

Tendremos una crema de calabaza diferente, sabrosa y, sobre todo, nutritiva.

Resumen
recipe image
Receta
Crema de calabaza con leche de coco
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas