Mundial de Qatar 2022

Confidencial: toda la verdad sobre la ruptura entre Luis Enrique y la Federación

Luis Enrique
Molina, Luis Enrique y Luis Rubiales, antes de un partido. (AFP)

Luis Enrique no sigue como seleccionador español por puro deseo de la Federación Española de Fútbol. El organismo presidido por Luis Rubiales no ha ofrecido en ningún momento la renovación al asturiano, que acababa contrato el próximo 31 de diciembre. Esta decisión se empezó a fraguar minutos después de caer ante Marruecos en los octavos de final del Mundial y se ha ido cocinando poco a poco hasta que en la mañana del jueves se ha terminado de confirmar. La RFEF tenía que atar al sustituto, algo en lo que comenzaron a trabajar el miércoles cuando se decidió que iba a ser Luis de la Fuente, una apuesta personal de José Francisco Molina, que fue su último servicio a la causa antes de cederle a Albert Luque el puesto de director deportivo. En ese momento ya tenían vía libre para ejecutar la decisión.

Tras confirmarse la eliminación, los ánimos en la Federación Española no eran los mejores. La sensación era que desde Rusia hasta Qatar habían pasado cuatro años, pero se mantenían en el mismo punto. Otro partido lleno de impotencia donde el combinado nacional no fue capaz de derribar el plan de su rival. La derrota dejó muy tocado al ya ex seleccionador y muy enfadado a la cúpula federativa, liderada por Luis Rubiales, presidente, y Molina, director deportivo.

De repente, se planteó un escenario con el que pocos contaban. Casi todos daban por seguro que la Federación le pondría encima de la mesa la renovación a Luis Enrique, pero tras la eliminación ya no estaba tan claro. Finalmente, tras unas horas de reflexión, se tomó la decisión de que no se iba a seguir contando con el asturiano y que su sustituto iba a ser Luis de la Fuente, hasta hace unas horas seleccionador Sub-21.

Últimas horas complicadas

Las últimas horas de Luis Enrique han sido complicadas. En el avión de vuelta a Madrid se habló poco. No era el momento y, por otro lado, la decisión ya estaba tomada. Tras aterrizar, el entrenador se montó en el autobús que la RFEF facilitó a los miembros de la expedición que iban a regresar a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Y es que, el asturiano durmió en su casa de Majadahonda y no se fue a Barcelona, ya que antes de que comenzase la concentración bajó a la capital de España en furgoneta para poder llevar la bicicleta que ha usado durante la concentración del combinado nacional en la Qatar University de Doha.

Últimas noticias del Mundial de Qatar 2022

Lo más visto