La juez también archiva la denuncia que Iglesias y Montero pusieron a OKDIARIO por desvelar en exclusiva su casoplón

Pablo Iglesias
El chalet de lujo de Pablo Iglesias e Irene Montero/ LOOK

Pablo Iglesias e Irene Montero vuelven a estrellarse en los tribunales. El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Collado Villalba ha archivado la demanda que Iglesias y Montero interpusieron contra OKDIARIO y su director, Eduardo Inda, por desvelar que se habían comprado un casoplón de más de 600.000 euros en La Navata (Galapagar). Una exclusiva de la que se hicieron eco todos los medios de comunicación nacionales.

En una demanda interpuesta el pasado 19 de septiembre, la pareja que dirige Podemos acusaba a este periódico de sendos delitos de hostigamiento (contemplado en el artículo 172 del Código Penal) y de descubrimiento y revelación de secretos. Para sostener tal acusación, aseguraban que OKDIARIO “ha llevado a cabo una campaña sistemática de coacciones, acoso y hostigamiento” contra los dos líderes de Podemos.

Sin embargo, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción, Marta García Sipols, ha decretado el sobreseimiento libre y el archivo de la causa, al apreciar que OKDIARIO y su director no han incurrido en ninguno de los citados delitos.

En un auto dictado el pasado 21 de febrero, la magistrada explica que “tras examinar la documental aportada, compuesta fundamentalmente por las publicaciones difundidas, y tras la práctica de las diligencias esenciales para comprobar los hechos objeto de denuncia, las conductas llevadas a cabo por los denunciados carecen de base suficiente para encajar en los tipos penales descritos, toda vez que las publicaciones realizadas se limitan a poner en conocimiento un hecho noticiable de relevancia, teniendo en cuenta la condición de personas que ejercen una profesión de transcendencia pública como son los denunciantes, dada su vinculación al partido político que militan”.

No ha habido “hostigamiento”

Entre las noticias de OKDIARIO que los líderes de Podemos habían incorporado a su demanda se encuentra la publicada el pasado 16 de mayo, en la sección LOOK, con el siguiente titular: “Iglesias y Montero compran un chalé de más de 600.000 € con piscina y parcela de 2.000 m2“. Al día siguiente, OKDIARIO amplió esta exclusiva y publicó las fotos de la visita que Iglesias y Montero habían realizado a la notaría Benito Martín Ortega de Madrid, para firmar la hipoteca (por la que pagan 1.600 euros al mes) y la compra de la mansión.

En su demanda, Pablo Iglesias e Irene Montero acusaban a OKDIARIO de un delito de “hostigamiento” por publicar estas noticias, que el artículo 172 ter del Código Penal define así: “Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a 24 meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana: 1.ª La vigile, la persiga o busque su cercanía física. 2.ª Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas. (…) 4.ª Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella”.

Atendiendo al criterio de la Fiscalía, que pidió el archivo de la demanda, la juez instructora determina que OKDIARIO y su director no han incurrido en ninguna de estas conductas, sino que se han limitado a informar de unos hechos noticiables referidos a dos personajes públicos.

Al respecto, la magistrada recuerda que, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, para que se produzca un delito de hostigamiento se requiere que “la vigilancia, persecución, aproximación, establecimiento de contactos incluso mediatos, uso de sus datos o atentados directos o indirectos, sean insistentes y reiterados y que ello provoque una alteración grave del desarrollo de la vida cotidiana”. Nada de ello ha ocurrido en las noticias publicadas por OKDIARIO, según señala el auto judicial.

No hay revelación de secretos

La magistrada puntualiza además que la “secuencia cronológica de hechos” presentada en la demanda de Iglesias y Montero contra OKDIARIO parece invocar una presunta “vulneración de la intimidad” de los líderes de Podemos, que tampoco se ha producido.

El Tribunal Constitucional ya ha dictaminado que “el derecho al honor se debilita proporcionalmente, como límite extremo de las libertades de expresión e información, en cuanto sus titulares son personas públicas, ejercen funciones públicas o resultan implicadas en asuntos de relevancia pública, requiriéndolo así el pluralismo político, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales, no existe sociedad democrática”.

De acuerdo con la Fiscalía, la instructora tampoco considera acreditado que OKDIARIO haya incurrido en un delito de descubrimiento y revelación de secretos (definido en el artículo 197 del Código Penal).

“Los posibles indicios puestos de manifiesto en la denuncia y ampliación posterior de esta”, indica el auto judicial, “se desvanecen, por cuanto las informaciones publicadas por los denunciados y los datos obtenidos por estos, dirigidos a dar a conocer detalles sobre la vida y actividad de los denunciantes, en modo alguno se ha acreditado que se obtuviesen mediante apoderamiento o interceptación o utilización de artificios susceptibles de encajar en dicho tipo penal”.

Otro varapalo a Iglesias y Montero

“Máxime si tenemos en cuenta”, añade la magistrada, “que terceras personas tenían acceso a la información acerca de la compra de la vivienda y demás gestiones realizadas para ultimar la misma, y sobre este hecho y hechos ulteriores relacionados con la vida de los denunciantes otros medios de comunicación han ido haciendo publicaciones al respecto, entrando de nuevo la pugna entre el derecho al honor y la libertad de información“.

En consecuencia, la titular del Juzgado de Colado Villalba considera que no es necesario efectuar más diligencias y ha archivado la denuncia de los dirigentes de Podemos contra OKDIARIO.

No es el primer varapalo que Pablo Iglesias e Irene Montero se llevan por la compra de su mansión en La Navata. Iglesias y Montero también denunciaron a OKDIARIO y su director ante la Agencia Española de Protección de Datos, por desvelar la compra de su casoplón con una impresionante piscina que simula un lago artificial.

La pareja que dirige Podemos no sólo pedía que se imponga una multa al diario que dirige Eduardo Inda, sino también que se condene a este periódico a pagarles una indemnización y a borrar de la web las citadas noticias. Sin embargo, la Agencia de Protección de Datos rechazó todas sus pretensiones, por considerar que OKDIARIO no había vulnerado la Ley, y archivó la denuncia presentada por los dirigentes de Podemos.

Últimas noticias