Irene Montero también se sumó a la firma de la denuncia contra OKDIARIO

Iglesias también pierde la denuncia que puso a OKDIARIO ante Protección de Datos por la exclusiva de su casoplón

Galapagar
El chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en La Navata (Galapagar).

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha archivado la denuncia que Pablo Iglesias e Irene Montero presentaron el pasado mes de junio contra OKDIARIO por desvelar que se habían comprado una mansión con piscina en La Navata (Galapagar).

OKDIARIO publicó la noticia el pasado 16 de mayo, en su sección LOOK, con el siguiente titular: "Iglesias y Montero compran un chalé de más de 600.000 € con piscina y parcela de 2.000 m2". Todos los medios de comunicación nacionales se hicieron eco, inmediatamente, de esta exclusiva.

Al día siguiente, OKDIARIO publicó las fotos de la visita que Iglesias y Montero habían realizado a la notaría Benito Martín Ortega de Madrid, para firmar la hipoteca y la compra de la mansión. Ese mismo mes de mayo, OKDIARIO también había publicado las fotos de ambos dirigentes de Podemos saliendo del hospital, tras una revisión ginecológica. Ella portaba en la mano una ecografía de los mellizos que nacerían en el mes de julio.

Pablo Iglesias e Irene Montero presentaron el 8 de junio una denuncia contra OKDIARIO ante la Agencia Española de Protección de Datos por publicar estas noticias. No sólo pedían que se imponga una multa al diario que dirige Eduardo Inda, sino también que se condene a este periódico a pagarles una indemnización y a borrar de la web las citadas noticias.

Galapagar
Encabezamiento de la resolución de la Agencia Española de Protección de Datos que archiva la denuncia de Iglesias y Montero contra OKDIARIO.

Todas sus pretensiones han sido rechazadas. En una resolución firmada el 19 de noviembre, la directora de la Agencia de Protección de Datos, Mar España Martí, ha archivado la denuncia tras constatar que OKDIARIO no ha cometido ninguna infracción.

El número 1 y la número 2 de Podemos habían hecho extensiva su denuncia a la agencia inmobiliaria que les vendió la mansión de Galapagar, Grupo Inmobiliario M&G, a la que acusaban de haber filtrado a OKDIARIO la noticia y los datos referidos a la firma de la hipoteca.

Al respecto, Iglesias y Montero argumentaban que sólo ellos, sus familiares, sus asesores, los vendedores, la notaría, la entidad bancaria que otorgó el préstamo hipotecario, la agencia que tenía a la venta el chalé (Grupo Inmobiliario M&G) y la agente de la propiedad inmobiliaria Paloma Pérez-Marín y Turrión conocían la fecha en la que se iba a producir la firma de la hipoteca.

"Ellos han investigado y llegan a la conclusión que sólo ha podido filtrar la noticia la agencia inmobiliaria", señala el expediente abierto por la Agencia de Protección de Datos. Sin embargo, también se han archivado las actuaciones contra la inmobiliaria, porque Iglesias y Montero no aportaron ni una sola prueba que respaldara su acusación.

Referéndum sobre la compra del chalé

La resolución dictada por la directora de la Agencia de Protección de Datos recuerda la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, según la cual el derecho a la información prevalece sobre el derecho al honor y la protección de datos, cuando la información publicada es veraz y atañe a personajes que tienen relevancia social. Ambas circunstancias se dan en las noticias publicadas por OKDIARIO, que Pablo Iglesias quería silenciar.

Al respecto, la resolución recuerda que Pablo Iglesias llegó a convocar un referéndum para que las bases de Podemos decidieran si debía dimitir como líder del partido, por comprarse una mansión de más de 600.000 euros (con un valor de mercado muy superior). No puede negarse, por tanto, la relevancia política de la noticia publicada por OKDIARIO.

Del mismo modo, Pablo Iglesias e Irene Montero publicaron en Facebook la noticia, con todo tipo de detalles, de que estaban esperando gemelos. Y Pablo Iglesias acudió a La Sexta para contar que habían echado a suerte cuál de los dos progenitores elegiría el nombre de los bebés, y cuál pondría su apellido delante.

La Agencia Española de Protección de Datos no entiende que Pablo Iglesias acuda a la tele a contar estas cosas, y luego denuncie a OKDIARIO por publicar una foto de la pareja saliendo del hospital con la ecografía en la mano.

Iglesias apela al ‘derecho al olvido’

En su resolución, la Agencia recuerda que Iglesias y Montero son "personas de relevancia pública y social, derivada de su actividad política", por lo que tienen "una mayor proyección pública de sus datos que conlleva la posibilidad de que, en determinados casos, se produzca una exposición pública de los mismos que trascienda del ámbito privado".

El número 1 y la número 2 de Podemos también pretendían que OKDIARIO fuera condenado a pagarles una indemnización por publicar estas noticias. Al respecto, la Agencia de Protección de Datos les recuerda que si consideran que se ha lesionado su honor, deben acudir a los tribunales de Justicia.

Iglesias había apelado al derecho al olvido para pedir que sean borradas de la web las citadas noticias. La Agencia también ha desestimado esta pretensión, que lesionaría el derecho a la información de los lectores de OKDIARIO.

Lo último en Investigación

Últimas noticias