LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: “Yo soy como el hombre y Juan Carlos es como la mujer porque no tengo miedo a nada”

Corinna Sayn Wittgenstein mientras habla con Villarejo en su reunión de Londres de octubre de 2016, cuando ya llevaba cuatro años apartada de Juan Carlos I, se esfuerza en demostrarle al comisario que ella siempre había sido una mujer independiente y que disfrutaba de una condición social importante antes de relacionarse con el entonces Rey de España:

“En mi caso. Yo soy como el hombre y él es como la mujer. Porque yo no tengo miedo de nada. Yo sé ganar dinero. Nadie me lo puede quitar. Mi fuerza está aquí –se señala el cerebro- en tu cabeza”.

La ex de Juan Carlos I explica al comisario que comenzó a ganarse la vida muy joven. Después de sus estudios de Relaciones Internacionales comenzó en París a trabajar para L’Oreal y después se introdujo de lleno en el mundo de los negocios. Quienes la conocen aseguran que es una gran negociadora e intermediaria: “Es una mujer fuerte, inteligente, con una educación y saber estar exquisito, emprendedora y con una formación que supera al mejor de los diplomáticos”, aseguró a OKDIARIO una persona de su entorno.

“Mi padre ha tenido varias esposas, pero todas han quedado encantadas con él. Yo soy la única hija. Fuimos cinco hermanos de otras parejas. El mayor de mis hermanos tiene más años que mi madre. Mi padre me enseñó a no tener miedo y a hacer cosas como se deben hacer”.

Esa educación familiar ha transmitido a Corinna un carácter fuerte y sosegado, que le ha permitido superar el tsunami que tuvo que afrontar tras su separación de Juan Carlos I.

Dos matrimonios

Se casó en 2000 con el príncipe Casimir Sayn Wittgenstein de quien se separó cinco años después, tras dar a luz a su hijo Alexander, que hace un año alcanzó la mayoría de edad. Anteriormente, la princesa alemana había estado casada con el empresario británico Philip Adkins, a través del que se relacionó con las élites de la sociedad londinense. De su relación con Adkins, Corinna dio a luz en 1992 a una niña: Anastasia Adkins, que mantiene una relación distante con su madre.

Según publicó la prensa italiana, Corinna y Juan Carlos I se conocieron en 2006, en un banquete en honor del monarca cuando visitó Ditzingen, un pueblo del sur de Alemania. Pero otras fuentes aseguran que la pareja ya se conocía con anterioridad. Una imagen tomada en el aeropuerto de Sttutgart en febrero de 2006, durante un viaje oficial del Rey, en la que aparecían los dos, daba a entender una cierta complicidad entre ambos.

Por otra parte, Corinna siempre ha manifestado que, cuando se produjo el accidente de Botswana, ella ya había roto con Su Majestad. El viaje al país africano era para que su hijo Alexander experimentara lo que era un safari.

Lo último en Investigación

Últimas noticias