El actual director de Mercamadrid encargó los informes para procesar a Dancausa y a otros 9 cargos del PP

David Chica
El director general de Mercamadrid, David Chica, junto a un extracto del informe que encargó para procesar al anterior equipo del PP.

La decisión del concejal de Economía y Empleo, Miguel Ángel Redondo (Cs), de mantener al podemita David Chica como director general de Mercamadrid amenaza con convertirse en el primer motivo de fricción del pacto de gobierno formado por PP y Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Madrid.

David Chica fue precisamente quien, durante el pasado mandato, encargó los informes jurídicos utilizados por los ediles de Ahora Madrid Carlos Sánchez Mato y Marta Higueras para denunciar ante la Fiscalía al anterior consejo de administración de la empresa municipal, del que formaban parte la ex delegada del Gobierno Concepción Dancausa y otros nueve ex altos cargos del PP.

La denuncia interpuesta contra Concepción Dancausa por el caso MercaOcio no tuvo demasiado recorrido. Tras tomar declaración como imputados a todos los miembros del consejero de administración de Mercamadrid de 2013, que presidía Dancausa, el Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid archivó las actuaciones por considerar que la denuncia presentada por los concejales podemitas carecía de fundamento.

Tras ser nombrado director general de Mercamadrid por la alcaldesa Manuela Carmena, David Chica encargó en 2015 al abogado del Estado José María Ayala de la Torre un informe sobre las presuntas irregularidades en el contrato de arrendamiento que el anterior equipo de la empresa municipal había suscrito con la sociedad Merca Ocio Hoteles 22 SL para poner en marcha una zona hotelera y de restauración.

Dancausa
Encabezamiento del informe encargado por David Chica al abogado Ayala de la Torre para procesar a Concepción Dancausa.

En el primer párrafo de su dictamen, Ayala de la Torre dejó constancia de que "el presente informe ha sido elaborado a petición del director general de Mercamadrid SA [es decir, David Chica]". El abogado consideraba que el proyecto de MercaOcio había sido lesivo para los intereses de la empresa pública y apuntaba las medidas que luego asumió el equipo de gobierno de Carmena: cancelar el contrato, dejar de pagar el alquiler y poner una denuncia contra el anterior consejo de administración de Mercamadrid, correspondiente a la etapa de la alcaldesa Ana Botella.

Tal como informó OKDIARIO, los podemitas Sánchez Mato y Marta Higueras facilitaron a la Fiscalía información sesgada para procesar a anterior equipo del PP. Incorporaron a su denuncia el informe de Ayala de la Torre encargado por David Chica, pero ocultaron otros dos dictámenes jurídicos (uno de ellos elaborado por el gabinete de José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo, uno de los redactores de la Constitución de 1978) que no apreciaban ninguna irregularidad en el contrato de MercaOcio.

Carlos Sánchez Mato y Marta Higueras sostenían que el contrato de MercaOcio había ocasionado a la empresa municipal un quebranto de más de 11 millones de euros. Sin embargo, el juez archivó su denuncia al considerar que no se había producido ninguna actuación delictiva.

El concejal de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Ángel Redondo, asumirá el próximo mes de septiembre la presidencia del consejo de administración de Mercamadrid, al que se incorporarán varios concejales del PP y Ciudadanos.

La plata de residuos ilegal

Las fuentes consultadas por OKDIARIO señalan que la decisión de Redondo de mantener al frente de Mercamadrid al podemita David Chica, que intentó procesar a diez altos cargos del PP, ha causado malestar entre los concejales populares del pacto de gobierno. David Chica también fue el impulsor, durante el pasado mandato, de la planta de selección de residuos que lleva funcionando ilegalmente, sin las preceptivas licencias, desde que fue inaugurada en el verano de 2017 por el equipo de gobierno de Manuela Carmena.

Tal como ha informado OKDIARIO, el Ayuntamiento no ha podido conceder la preceptiva Licencia de Actividad a la "ecoárea" de Mercamadrid, porque el proyecto aprobado por el equipo de David Chica vulnera el planeamiento urbanístico de la zona, que exige soterrar 123 plazas de aparcamiento en la parcela H4.

Para intentar resolver esta irregularidad, Mercamadrid encargó en abril de 2017 por 77.799 euros a un gabinete de arquitectura que diseñe una modificación del planeamiento urbanístico para eliminar esta exigencia. Sin embargo, hasta ahora la Concejalía de Urbanismo ha desechado todas las soluciones técnicas planteadas por estos arquitectos externos, ya que son legalmente inviables.

Tanto la Concejalía de Economía que dirige Miguel Ángel Redondo (Cs) como la dirección de Mercamadrid han eludido durante los últimos días todos los intentos de OKDIARIO para que expliquen estas irregularidades.

Lo último en Investigación

Últimas noticias