Arranca el Ramadán en una Gran Mezquita de La Meca prácticamente vacía por el coronavirus

La imagen de los cientos de miles de peregrinos que tradicionalmente acuden a rezar durante el Ramadán a la mezquita de La Meca, en Arabia Saudí, ha sido sustituida este año por un pequeño grupo de devotos debido a las restricciones y al miedo ocasionados por la pandemia de coronavirus. La primera noche de oración ha dejado una fotografía para el recuerdo: el recinto religioso casi vacío. Será la primera vez en sus 1400 años de historia, que los templos de Medina y La Meca permanezca cerrados al público para evitar contagios por COVID-19.