Manualidades

Cómo tapizar sillas y sofás con vaqueros

tapizar sillas y sofás con vaqueros
Pasos para tapizar sillas y sofás con vaqueros

Tapizar sillas y sofás con vaqueros es una maravillosa forma de reutilizar una pieza que no usamos y darles una segunda vida a nuestros muebles.

Tapizar sillas y sofás con vaqueros es una maravillosa forma de reutilizar una pieza que no usamos y darles una segunda vida a nuestros muebles. El tapizado es un tipo de técnica que podemos emplear siempre que necesitemos cubrir una superficie con tela. Nos ofrece la posibilidad de cambiar por completo el aspecto de una pieza, podemos darle un aire mucho más juvenil y adaptarla a aquellos espacios informales que queremos redecorar con poco dinero. Si quieres darle una segunda oportunidad a una prenda tan versátil como unos vaqueros, toma nota de cómo tapizar sillas y sofás con vaqueros.

Materiales para tapizar sillas y sofás con vaqueros

  • Vaqueros que no usemos
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Marcador negro
  • Grapadora (pero no una de papel, una para tapizar)
  • Máquina de coser

Pasos para tapizar sillas y sofás con vaqueros

  1. El primer paso para empezar a tapizar sillas y sofás es hacernos con la tela vaquera Vamos a entretenernos cortando los vaqueros en cuadrados irregulares, no hace falta que sean de la misma medida. Si tenemos prisa podemos cortar trozos más grandes. El objetivo de este primer paso es disponer de una buena cantidad de tela.
  2. Coseremos los distintos cuadrados hasta tener una base lista para tapizar. Es importante que se adapte fácilmente a la pieza que queremos tapizar, que tenga unas medidas justas o de lo contrario deberemos seguir uniendo piezas hasta conseguirlo.Cómo tapizar sillas y sofás con vaqueros
  3. Con la cinta métrica comprobaremos que tenemos la cantidad de tela vaquera reutilizada que vamos a necesitar. Marcaremos aquellas zonas que debemos ir recortando para adaptarlas al patronaje de la pieza. Será distinto si se trata de una silla, un sofá o una butaca.
  4. Tenemos la base lista. Vamos colocando la tela y con la ayuda de las grapas la unimos al sofá por la parte que no sea visible. Con cuidado vamos estirando las piezas y grapando para que queden sujetas, algunas partes deberán tener un pequeño dobladillo para que se unan especialmente bien al final del proceso.
  5. Tapizamos los cojines sueltos para que sea más sencillo de montar, después de tener bien cubierta la estructura. De esta manera podremos conseguir un resultado de profesional. Tapizar no es complicado, lo difícil es tomar bien las medidas e intentar que la tela quede perfectamente estirada.

La tela vaquera es una de las más resistentes que existen, los detalles de los vaqueros nos ayudarán a disimular algunas imperfecciones y conseguir de esta manera un resultado profesional. Atrévete con este proyecto de lo más útil.

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias

. . . . . . . . .