Ideas

Cómo recuperar los rotuladores secos

recuperar rotuladores secos
Aprende cómo recuperar los rotuladores secos

El agua tibia, el vinagre o el alcohol son solo algunos de los remedios caseros que podemos aplicar para recuperar los rotuladores secos.

Tener rotuladores en casa es algo habitual si vives con niños, los cuáles suelen usarlos para dibujar o para otras manualidades, pero dependiendo de cómo los guarden, así como la temperatura externa, es posible que se resequen con facilidad de modo que vamos a ofreceros a continuación una guía de pasos en la que os explicamos cómo recuperar los rotuladores secos.

Es importante que los rotuladores se guarden siempre tapados con su capuchón y en un lugar en el que no haga ni demasiado frío y tampoco demasiada calor. Con ello evitaremos que se resequen, pero a veces si llevamos tiempo sin usarlos es posible que estén también secos, de modo que podemos recurrir a estos remedios naturales para recuperarlos.

Pasos para recuperar los rotuladores secos

  1. Uno de los primeros remedios caseros que tenemos para recuperar un rotulador o un marcador seco es recurrir al agua caliente. Este es un método además que funciona de manera especial con aquellos rotuladores hechos a base de agua, de modo que tendrás que preparar un recipiente y verterle agua tibia. Posteriormente, tendrás que sumergir los rotuladores secos para regenerar en el agua, con la punta hacia arriba, obviamente después de quitar la tapa. Deberá sumergirlos en agua hasta que la punta esté completamente sumergida. Déjalos en esta posición durante unos 10 minutos. Después del tiempo indicado, saca el rotulador del agua y déjalo secar al aire. Después de unos minutos, la tinta volverá a fluir como por arte de magia.
  2. Como alternativa al método descrito anteriormente, también puedes usar gotas de vinagre. Por lo tanto, para recuperar los rotuladores secos, tienes que colocarlos dentro de un recipiente vacío, con la punta hacia abajo. Luego humedece la punta con un par de gotas de vinagre blanco. Espere el tiempo necesario para que la punta del marcador absorba el vinagre y luego lo tienes que secar con un paño suave. Pronto notarás una mejora sustancial en la eficiencia del marcador, que volverá a escribir casi de manera óptima.
  3. Una tercera forma puede ser inyectar agua directamente en el rotulador. Para aplicar este remedio tienes que tomar una aguja delgada, como la de las jeringas hipodérmicas. Recomendamos el máximo cuidado al usar la aguja. En este sentido, mientras realiza esta operación, equípate con guantes protectores. Luego llena la jeringa con agua e inyéctala en el cuerpo de la pluma, a través de la punta. Deja que el rotulador descanse unas cuantas horas antes de volver a usarlo sin problemas.
  4. Otra posibilidad que generalmente produce resultados positivos es sumergir la punta del rotulador en el alcohol desnaturalizado. Recomendamos usar esta solución solo en rotuladores permanentes. También en este caso, tendrás que llenar un recipiente pequeño o un vaso con alcohol desnaturalizado, luego sumergir la punta del marcador durante unos diez minutos. Después de que haya transcurrido el tiempo indicado y después de permitir que el marcador se seque, notarás que la tinta se ha vuelto a activar.

Temas

Lo último en How To