Calefacción

Cómo funcionan los radiadores eléctricos de bajo consumo

Cómo funcionan los radiadores eléctricos de bajo consumo
Cómo funcionan los radiadores eléctricos de bajo consumo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Si estás pensando en comprar un radiador para hacer frente a la época más fría del año, y no quieres gastar demasiado, una de las opciones que deberías considerar son los radiadores eléctricos de bajo consumo.

Son una variante muy eficiente de estos aparatos que climatizan los diferentes espacios de la casa requiriendo de muy poca energía, y con la ventaja adicional que puedes moverlos donde quieras.

Cómo son los radiadores eléctricos de bajo consumo

Podrás recurrir a ellos cuando necesites o quieras hacer más agradables tus ambientes sin usar la calefacción. Gracias a ello lograrás ahorrar gran cantidad de dinero, y más ahora que el precio de la electricidad es alto.

Si te preguntas cómo es el proceso que le permite a estos dispositivos calentar tu hogar, éste es muy simple. Disponen de un suministro eléctrico determinado por la potencia máxima del modelo que aprovecha el evento conocido como «inercia térmica», el cual consiste en seguir emitiendo calor incluso una vez que se apaga.

A partir de este funcionamiento general de los radiadores de bajo consumo, podemos distinguir tres tipos de ellos. Tenemos radiadores cerámicos, secos o de fluido, siendo estos últimos los que dan mayor calor por más tiempo.

Dado que cuentan con una carcasa de aluminio en su parte exterior, los radiadores concentran el calor y lo disipan en la dirección que se les indica, evitando que se disperse por todo el lugar, algo clave en las estancias grandes.

Mientras tanto, en su interior llevan termostatos que nos permiten configurar y programar la experiencia de uso. Cuando llegan a la temperatura deseada se apagan, y se vuelven a encender si el espacio se enfría mucho.

Por supuesto, estos calentadores son recomendables como complementos del sistema de calefacción principal. Solamente puedes usarlos como único método de climatización en ambientes pequeños, entre ellos el baño.

Los de menor consumo

Según Hogarmanía, en general, los radiadores que menos consumen son los radiadores eléctricos con fluido caloportador. Esto se debe a que el líquido aceitoso interno provoca un calor en todo el ambiente por un sistema de convección y tarda más tiempo en enfriarse. Aportará calor por mucho más tiempo una vez apagado.

Un invierno complicado

Con la subida de los precios del gas, vamos a tener que organizar bien nuestro hogar para calentarnos pero sin gastar demasiado.

Así que ya puedes ponerte manos a ello para elegir aquellos radiadores que gastan menos y que se tienen en cuenta para estos meses.

Lo último en ¿Cómo se hace?

Últimas noticias