Energía

Las eléctricas españolas eludirán la nueva tasa europea porque apenas tienen beneficios caídos del cielo

Las eléctricas españolas eludirán la nueva tasa europea porque apenas tienen beneficios caídos del cielo
mitos-sobre-la-electricidad

Las grandes eléctricas españolas (Iberdrola, Endesa y Naturgy) podrán eludir el grueso de la nueva tasa sobre los ‘beneficios caídos del cielo que aprobó el viernes el consejo de la UE porque apenas tienen este tipo de ganancias. Además, en España ya están gravados por parte de Pedro Sánchez desde el año pasado, aunque dejó fuera los contratos bilaterales en vigor, algo que va a respetar el nuevo reglamento de Bruselas.

Los llamados ‘beneficios caídos del cielo’ (windfall profits) son las ganancias que obtienen las fuentes de generación de electricidad distintas del gas -hidroeléctricas, nucleares y renovables, principalmente- al recibir el mismo precio por el MWh que las centrales de gas pero con unos costes mucho más bajos, ya que no tienen que pagar el precio disparado de esa materia prima ni los derechos de emisión de CO2. Esto se debe al famoso sistema marginal, donde el precio más alto que puja en la subasta diaria es el que se aplica para todos.

El consejo de ministros de Energía de la UE de este viernes aprobó finalmente establecer un tope al precio que pueden recibir estas centrales distintas de las de gas (ciclos combinados) en  180 euros por MWh. El precio que supere ese tope será recaudado por los Estados miembros, que deben utilizar esos ingresos en medidas para abaratar el recibo de la luz de familias y empresas.

En España ya hay un tope a 67€

Ahora bien, desde el Real Decreto 17/2021 de septiembre del año pasado, en España existe un tope mucho más bajo, de 67 euros por MWh. Este tope no se aplica a los contratos bilaterales (llamados PPA) por los que las eléctricas negocian directamente la venta de energía a sus clientes -sobre todo empresas- en vigor, pero sí a los nuevos y a las renovaciones de los que venzan. Esa es la principal razón por la que sus beneficios en España han caído este año a pesar del precio disparado de la luz.

Es decir, los nuevos contratos no pueden cobrar más de esos 67, muy por debajo de los 180 impuestos por la UE. Y los contratos plurianuales en vigor no estarán sujetos al tope, según fuentes conocedoras de los acuerdos europeos, porque se respetará el decreto en vigo; aunque, en todo caso, la inmensa mayoría tienen precios muy inferiores a esos 180 euros y, por tanto, no les afectaría este tope.

¿Y qué pasa con la nuclear, renovable e hidroeléctrica que participa en la subasta diaria? Esta subasta es la que marca el precio del mercado regulado (PVPC, precio de venta al pequeño consumidor), mientras que los contratos bilaterales son del mercado libre.

Normalmente, las grandes generadoras eléctricas venden esa energía a las comercializadoras del mismo grupo mediante un PPA a precio fijado por debajo de ese tope, aunque tiene que pasar por el pool porque es obligatorio. Pero no estaría sujeta a la tasa si se respeta, como aseguran las fuentes, la citada norma española en vigor.

Lo último en Economía

Últimas noticias