Moda

Cómo comprar ropa de manera inteligente

Hacer una compra de ropa inteligente te permitirá ahorrar dinero y a la vez, lucir siempre a la última.

comprar ropa
Consejos y pasos para saber cómo comprar ropa de manera inteligente

¿Eres una persona a la que le gusta vestir siempre a la última? Seguramente te fijarás en tendencias y modas, pero lo cierto es que si sabes comprar la ropa adecuada para ti, podrás lograr que tus "looks" sean siempre fabulosos. Veamos a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo comprar ropa de manera inteligente, pudiendo comprar de todo y además, sin tener que gastar demasiado o sin acabar con un armario de ropa que en realidad no te vas a poner.

Puede que las últimas tendencias en moda hagan que cada temporada acabes comprando prendas a las que luego no les puedas sacar partido e incluso no te pongas. Lo ideal es conocer bien nuestros gustos y aunque nos emocione llevar la última falda que llevan todas la "influencers", tenemos que ser conscientes de qué tenemos, qué nos falta y con ello aprender a comprar la ropa de manera inteligente. Para ello, puedes guiarte por lo que te contamos.

Pasos para comprar ropa de manera inteligente

  1. Compra solo la ropa que necesites: Tenemos armarios llenos de ropa y a menudo compramos armarios nuevos para poner ropa nueva dentro. Cambia de mentalidad: realmente no necesitas mucha ropa. Un primer paso hacia la compra de ropa inteligente es simplemente reducir la cantidad de esta que además te llevará a poder gastar dinero en prendas que sean de mayor calidad, que perduren en el tiempo y que te permitan tener ropa que sea básica en tu armario durante más tiempo y sin tener que gastar más.
  2. Aprovecha las rebajas: Las rebajas son la época del año en el que todos, nos guste o no la moda, aprovechamos para comprar ropa de temporada, por lo que podemos entonces ir a por alguna tendencia, gastando menos y sin tener que pasarnos. No es necesario comprar por comprar, también en rebajas puedes hacer una lista de lo que necesitas o quieres tener e ir simplemente a por ello.
  3. Cambia el armario cada temporada: Si eres de las personas que no cambia de temporada su armario, seguramente tendrás que acabar comprando más y más ropa cada año para irte vistiendo a medida que pasan los meses. Es bueno vaciar el armario al menos dos o tres veces cada año y de este modo saber qué ropa tenemos para cada temporada, que además tendremos que colocar a mano cuando toque usarla.
  4. Antes de comprar, mira el armario: Un error clásico es comprar un vestido y luego descubrir que ya teníamos algo similar en casa. Antes de lanzarse al cambio de ropa, revisa cuidadosamente el vestuario, y volviendo al paso 1, comprende lo que realmente necesitas y lo que ya tiene. Las compras inteligentes tienen también que ver con esto. Primero debemos dividir la ropa en 3 grupos diferentes: la que se usa, la que ya no se usa porque está pasada de moda (vale la pena guardarla de todos modos porque la moda va y viene con el tiempo), y la que vamos a tirar porque ya no nos sirve. Una vez realizado este trabajo preliminar, es posible comprender, si se realizarán nuevas compras, qué artículos son mejores para comprar (teniendo en cuenta los colores, los estampados, las combinaciones y las combinaciones de colores y modelos) y también evitaremos que acabemos comprando prendas dobles.
  5. Delimita la influencia de las tendencias: La ropa atada a la moda por un período de un año acaba siempre en el fondo del armario y nos olvidamos de ella. Es mejor que te decantes por prendas más sobrias, siempre adecuadas para cada temporada. Los estampados y colores más tradicionales no pasan de moda, se pueden adaptar a diferentes ocasiones y se pueden usar durante varios años.
  6. No le digas no a la ropa usada: A mucha gente no le gusta la idea de comprar ropa usada, sin embargo, en este sector podemos encontrar ropa a buen precio pero que es además de calidad y de marca. No lo dudes y visita las tiendas "vintage" de segunda mano o también los mercadillos donde podrás encontrar además de ropa de segunda mano, artículos de alta calidad, productos en stock, restos de almacén, no vendidos el año anterior o la temporada anterior a precios realmente tentadores.
  7. En caso de duda, no compres: Si no estás decidido a comprar una prenda, es mejor posponer la compra que encontrarse con una prenda nueva en el armario que nunca usarás. Pero si realmente deseas comprar algo y no estás seguro de que es lo que estabas buscando, asegúrate al menos de poder devolverlo en el caso de que acabes tentado, la compres y luego te arrepientas.
  8. Cuida tu ropa: Hacer que la ropa comprada dure el máximo de tiempo posible es otra buena manera de compra inteligente, porque en realidad, evitará que tengas que comprar más de la cuenta. Es bueno seguir las instrucciones de lavado en la etiqueta de la prenda, recordando lavar tu ropa y cualquier otra prenda dándole la vuelta, para evitar que el roce creado durante el lavado (especialmente en la lavadora) no consuma la tela. Ojo también a altas temperaturas que pueden encoger algodón o prendas de lana.
  9. Ojo a los acabados: Por último, te recomendamos que la hora de comprar de manera inteligente, te fijes mucho en los acabados que tengan las prendas ya que si son de mala calidad, la ropa durará menos tiempo y a la larga, nos hará gastar más dinero.

Lo último en How To

Últimas noticias