Belleza masculina

Cómo afeitarse el bigote con estilo

afeitarse el bigote
Afeitarse el bigote puede ser sencillo y darte mucho estilo

El bigote original, el clásico, es el que mejor estilo puede darte, ya que es icónico y muy versátil. Es sencillo, bonito y se ve limpio, aseado. Hoy en día hay cientos de estilos de vello facial, especialmente de bigotes, así que son muchas posibilidades para encontrar el que mejor encaja contigo. Sin duda el clásico es uno de los que mejor te pueden quedar. ¿Quieres saber cómo afeitarse el bigote con estilo? Sigue leyendo y descubre las claves para poder hacerlo fácilmente y con eficacia.

Pasos para afeitarse el bigote con estilo:

  1. Elige un peine con una longitud fija que ayude a la recortadora a conseguir el bigote que deseas. Hay afeitadoras o multiusos que incluyen peines de diversas longitudes, por lo que debes seleccionar el que mejor encaja con lo que quieres lograr.
  2. Ve recortando el vello facial para darle forma al bigote, igualando su longitud para que quede de manera uniforme.
  3. Ahora te toca darle forma al bigote. Quita el peine de la recortadora y recorta el vello para poder perfilar la forma que le quieres dar. Se debe recortar primero siempre porque eso reducirá los tirones al afeitarse el bigote.
  4. Fíjate bien al afeitar para no llevarte demasiado vello, tiene que verse uniforme, con ambos lados perfectamente igualados.
  5. Ahora debes hidratar el vello, lo cual puedes hacer aclarando el rostro con agua caliente para que esté preparado para el afeitado.
  6. Utiliza gel de afeitar para cubrir las zonas de la cara que quieres afeitar. El gel es recomendable para evitar irritación, cortes y rasguños.
  7. Para afeitarse el bigote debes realizar pasadas suaves, así lograrás resultados excelentes. Aclara las cuchillas con frecuencia durante el afeitado para que no acumulen gel ni vellos.
  8. Utiliza una recortadora de precisión para perfilar la forma del bigote, te dará unos bordes muy definidos.
  9. Cuando termines de afeitarte, aclara el rostro con abundante agua fría y seca con una toalla.
  10. Por último, aplica una loción para después del afeitado o un bálsamo que pueda calmar la piel.

Lo último en How To