Historia de España

La venganza española contra Francia en la batalla de San Quintín

La venganza española contra Francia en la batalla de San Quintín fue una especie de masacre. Aquí te contamos algunos datos.

Recordando a Felipe II

Felipe II, el rey prudente

Leyendas del Monasterio de El Escorial

Batalla San Quintín
La venganza española San Quintín
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La venganza española contra Francia en la batalla de San Quintín se vio reflejada, años después del conflicto bélico, en la construcción del Monasterio de El Escorial, enclavado en el centro justo de la península ibérica, la localidad de San Lorenzo de El Escorial. La batalla de San Quintín sucedió en 1557, entre el Imperio español y el ejército francés.

Este conflicto se produjo en el contexto de las guerras italianas, una serie de contiendas ocurridas a finales del siglo XV (1494) y mediados del XVI (1559) entre los principales Estados del occidente de Europa.

El detonante de la batalla

Lo que disparó la violencia fue la invasión del reino de Nápoles, para el momento bajo el poder de los españoles, por parte del duque de Guisa y sus tropas francesas. Felipe II ordenó al ejército imperial destacado en los Países Bajos españoles que invadiesen Francia.

Preparación

El aristócrata portugués Ruy Gómez de Silva, grande de España entre otros poderosos títulos, consiguió enormes recursos para esta batalla: 8.000 infantes y formidables fondos económicos. Felipe II, por su lado, recibió ayuda de María I Tudor, su segunda esposa, y para ello viajó a Inglaterra, de donde salió con 7.000 hombres y 9.000 libras. Estos hombres se dirigieron a Flandes bajo el mando de lord Pembroke.

El ejército que Felipe II logró reunir fue de 42.000 soldados, formado por 30.000 infantes y 12.000 jinetes, además de 80 piezas de artillería. También estaba previsto que se unieran 18.000 soldados más, entre ingleses y mercenarios alemanes. De esos 42.000 hombres, apenas 6.000 eran españoles; el resto eran flamencos, saboyanos, húngaros, italianos, borgoñones y alemanes.Felipe II

Todos ellos lucharon bajo las órdenes de Manuel Filiberto, duque de Saboya, quien hizo un brillante movimiento estratégico, engañando a los franceses: les hizo creer que iba a la Champaña, cuando en realidad iba a Guisa, tomando el camino de San Quintín, en la Picardía, a orillas del río Somme.

El comienzo del asedio

En esta plaza había apenas unos centenares de franceses y un capitán. Los españoles comenzaron el asedio el 2 de agosto de 1557, y la victoria llegaría el 10 del mismo mes. Antes, los franceses enviarían a 22.000 infantes, 8.000 jinetes y 18 cañones, pero todo sería en vano.

Anne de Montmorency, quien estaba al frente del ejército francés, decidió cruzar el Somme para llegar a San Quintín, cosa que fue un gran error. Este movimiento permitió que los españoles cruzaran el puente de Ruvroy y sorprendiera al ejército en mitad de la maniobra.

Conclusión

Fue una masacre: apenas quedaron sobrevivientes franceses y Montmorency fue capturado. Felipe II recibió la noticia y decidió ejecutar la venganza española contra Francia en la batalla de San Quintín. Felipe II decidió construir el Monasterio de El Escorial para conmemorar esta batalla, un monumental complejo que contiene una basílica, un panteón, un colegio, un monasterio y un palacio real. En el palacio vivió la familia real española y en la basílica están enterrados todos los reyes de España.

Lo último en Historia

Últimas noticias