Crisis del coronavirus

Los vecinos de Núñez de Balboa acuden a su cita diaria: gritos de «¡Sánchez dimisión!»

Octavo día de cacerolada en el que fue uno de los primeros puntos de protesta del país contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez: la madrileña calle Núñez de Balboa.

Una vez más, alrededor de las ocho de la tarde, la calle ha ido llenándose de gente que poco a poco se ha convertido en más de un centenar de personas protestando contra la situación actual.

Lo que en un principio surgió como una protesta improvisada parece haberse convertido en todo un símbolo del hartazgo de los españoles. La protesta ha ido creciendo en número de asistentes y experimentó un pico de subida tras la decisión del Ejecutivo de dejar a la Comunidad de Madrid en fase 0 a pesar de cumplir con todos los requisitos para un avance hacía la fase 1.

La Policía Nacional ha vuelto a acudir a la zona con alrededor de doce furgones de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Los manifestantes, cargados de sartenes y cacerolas, han paseado por la calle durante algo más de una hora mientras golpeaban los utensilios de cocina y gritaban en contra del Gobierno. «¡Libertad, libertad!» y «¡Sánchez vete ya!» han vuelto a ser las consignas más repetidas. Algunos de los vecinos han optado por reproducir el himno de España desde sus ventanas. Los agentes por su parte, apenas han interactuado con los asistentes pero sí obligaban a que éstos no se detuviesen y han evitado que paseasen por la carretera, que no ha sido cortada.

La protesta ha finalizado, como el resto de las jornadas, sin ningún incidente.

Además, un grupo de vecinos ha puesto en marcha un movimiento para organizar los ‘paseos’ de protesta en distintas zonas. Lo han hecho a través de un listado en el que están recopilando los distintos movimientos a través de su cuenta de Twitter.

Esta protesta es sólo una más de las múltiples que se están celebrando no sólo en Madrid, sino en el resto del país.

Lo último en España

Últimas noticias