Sánchez reclamará hoy a Casado en Moncloa pactos de Estado y apoyo a los Presupuestos

Vídeo: ATLAS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe este lunes al líder de la oposición, Pablo Casado, en el Palacio de La Moncloa. Se trata del primer encuentro que mantendrán ambos dirigentes tras la investidura del líder socialista el pasado mes de enero. Sobre la mesa de Sánchez cinco cuestiones importantes: los presupuestos, la renovación del CGPJ y RTVE, pactos de Estado y Cataluña.

Esa será la oferta que Sánchez transmitirá a Casado de cara a mejorar una relación que, en los últimos meses, se ha torcido en varias ocasiones. Sin mayoría parlamentaria que le garantice la tranquilidad al Gobierno, el líder del PSOE, busca amarrar apoyos más allá de sus socios potenciales.

Pese a lo alejadas que están las posiciones entre el Partido Popular y el Gobierno, sobretodo con Podemos, Pedro Sánchez cree que en el Congreso puede convencer a los de Casado para grandes reformas que trascienden cualquier legislatura. La aprobación de una nueva ley de educación o la reforma constitucional son dos de los temas con los que el PSOE quiere sumar al PP. La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) también es una cuestión prioritaria para el ejecutivo donde la implicación de los populares es imprescindible.

El PSOE tuvo que negociar uno por uno todos los apoyos –y la abstención de Bildu y ERC– para lograr la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Los socialistas se ven obligados ahora a repetir esta compleja negociación para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, de los que depende la continuidad del pacto de Gobierno entre PSOE y Podemos.

Pedro Sánchez intentará este lunes un atajo: lograr el apoyo del PP a las cuentas del Gobierno. Aunque resulta muy poco probable que Pablo Casado esté dispuesto a respaldar unos Presupuestos que se alejan de la senda de déficit marcada por la Unión Europea, prevén un incremento del gasto público y pueden tener una elevada factura en destrucción de empleo.

Controlar al poder judicial

Por otro lado, Pedro Sánchez presionará a Pablo Casado para que el PP acepte negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ofrecería a los socialistas la mayoría necesaria para controlar el nombramiento de los jueces y magistrados en puestos clave. Es la pieza que le falta a Sánchez, tras colocar a la ex ministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado, para desactivar las causas judiciales en las que todavía están implicados varios dirigentes independentistas catalanes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, mantienen hoy lunes su primera reunión de este año con muchas cuestiones sobre la mesa, como el conflicto catalán, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la economía, entre otras.

Fuentes próximas a La Moncloa han indicado que Sánchez hará una «invitación al diálogo, al encuentro y a construir juntos» sin pensar en el corto plazo sino en los retos que le esperan a la legislatura que acaba de empezar, informa EFE.

Sánchez no acude al encuentro con una cartera de temas cerrada, aunque sí espera hablar de cuestiones sobre las que ya pidió el miércoles a Casado un diálogo: el Pacto de Toledo, la financiación autonómica o la renovación de los órganos constitucionales.

La negociación con Torra

Y busca, aseguran en La Moncloa, que el principal partido de la oposición se preste a hablar con el Ejecutivo de las «transformaciones de fondo» que se tienen que abordar. «Diálogo social y territorial«, resumió el sábado el propio Sánchez.

Pablo Casado, por su parte, ha reiterado en numerosas ocasiones que esperaba la llamada de Sánchez para abordar estas y otras cuestiones importantes para el país, pero ni tras las elecciones del 10 de noviembre ni después de la investidura se produjo esta comunicación.

Mientras tanto, las diferencias entre ambos se han ido agrandando y es difícil encontrar un punto en común para abordar la renovación pendiente del CGPJ y otros órganos constitucionales como el Defensor del Pueblo, o ante la inminente constitución de la mesa de diálogo del Gobierno con la Generalitat, prevista para este mismo mes.

Casado trasladará a Sánchez su preocupación por «la degradación institucional» del Gobierno de coalición y abordará la cuestión de Cataluña, sobre la que el PP ha abierto un frente judicial al denunciar al presidente catalán, Quim Torra, por usurpación, una querella a la que la Fiscalía ya se ha opuesto.

La prioridad del PP: el empleo

El líder del PP insistirá en abordar «la preocupación de los españoles por la actual situación de frenazo económico y deterioro del empleo que se vive en España». Lo ha confirmado este domingo el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, quien ha señalado que Casado presentará a Sánchez su agenda para «buscar soluciones a los problemas reales de los españoles».

Y es que las críticas por la falta de actuación del Gobierno ante la desaceleración económica son una de las líneas argumentales del PP en la oposición, además de exigir que se mantenga la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy y que se acometa una rebaja fiscal.

Lo último en España

Últimas noticias