Debate Estado de Alarma

Sánchez logra la aprobación de la última prórroga del estado de alarma uniendo a Cs y ERC

Pedro Sánchez ha prometido que esta sexta prórroga del estado de alarma será la última y se alargará hasta el 21 de junio.

El Gobierno ya tiene la autorización de una mayoría de los diputados del Congreso para prolongar durante quince días más el estado de alarma. El de hoy ha sido el último debate parlamentario de esta situación de excepción. El sexto y definitivo estado de alarma alcanzará hasta el 21 de junio. El presidente Pedro Sánchez ha logrado los votos necesarios mediante el engaño a Ciudadanos, ERC y PNV, prometiendo cosas que se contradicen entre ellas.

En esta ocasión el Ejecutivo ha conseguido sumar de nuevo más votos que los logrados en la investidura. El apoyo de los 177 diputados PSOE, Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, Teruel Existe, el BNG y Coalición canaria han sido suficientes para superar a los 155 votos en contra del Partido Popular, VOX, Junts per Catalunya, la CUP y Compromís. Esquerra Republicana y EH Bildu se han abstenido.

A partir del 8 de junio, cuando empezará esta nueva prórroga, todos los territorios que se encuentren en la fase tres de la desescalada tomarán sus propias decisiones. El ministro de Sanidad deja de ser el mando único en toda España para dejar paso a los presidentes autonómicos. De esta forma, alcanzada la fase tres, los líderes regionales podrán decidir avanzar o no de fase y, en consecuencia, volver a la nueva normalidad. Así, según Sánchez, se pasa de «la cogobernanza a la gobernanza completa».

No obstante, pese a esa entrega de la toma de decisiones a las CCAA, el presidente ha anunciado, que el próximo 9 de junio, el Consejo de Ministros aprobará un real decreto ley para regular la «nueva normalidad». Un decreto que, según ha indicado el jefe del Ejecutivo, «será lo más básico posible» porque el Gobierno no busca «sobrerregular» sino garantizar las medidas que las autoridades sanitarias siguen creyendo necesarias para la contención del coronavirus.

De esta forma el Gobierno quiere aunar en un mismo marco regulatorio algunas medidas para prevenir un posible rebrote. Con este real decreto, apuntan fuentes gubernamentales, Sanidad limitará la presencia de público en los estadios deportivos o en los grandes eventos culturales. Cabe recordar que son las autonomías las que tienen las competencias en estos ámbitos.

En la sesión de este miércoles, que ha durado unas seis horas, Sánchez ha reivindicado la «unidad». Ha pedido, al resto de fuerzas parlamentarias, apoyo para encarar la reconstrucción social y económica y lograr una posición de mayor fortaleza en la defensa de los intereses nacionales ante los socios de la Unión Europea.

ERC, Cs y PNV, sus nuevos socios

La votación de la sexta prórroga del estado de alarma ha consolidado una nueva política de alianzas en la Carrera de San Jerónimo. Ciudadanos, que había salvado las dos últimas votaciones, ha vuelto a votar a favor este miércoles pese a no ser necesarios. Y es que tras dos votaciones en el ‘no’ hoy sus socios preferentes de ERC han vuelto a la abstención a cambio de tomar sus propias decisiones y gestionar el fondo de reconstrucción europeo. Paralelamente Moncloa y la formación naranja han pactado que no habría diferencias entre territorios en esta última fase.

«Lo peor ha pasado»

El presidente del Gobierno ha asegurado en su intervención que lo peor ha pasado y que la desescalada no ha tenido por el momento efectos negativos sobre la pandemia. Con un tono triunfalista ha defendido que «con la máxima cautela posible podemos decir que lo peor ha pasado». Según el jefe del Ejecutivo, lo vivido desde inicios de marzo hasta ahora representa haber «pasado los peores meses de nuestra historia democrática».

No obstante avisa que no hay que relajarse en exceso, en la fase final de la desescalada y la vuelta a la nueva normalidad, ya que la posibilidad de un rebrote es real. Sánchez ha opinado que el estado de alarma, según él «la única herramienta posible para salvar vidas» ha sido «tremendamente duro pero tremendamente eficaz».

Evitar la crispación

Gran parte de la intervención del presidente Pedro Sánchez la ha dedicado a hablar de la necesidad de acabar con la crispación política, sin hacer autocrítica alguna de la actitud de su vicepresidente Pablo Iglesias vertiendo graves acusaciones hacía la oposición en los últimos días. Ha recomendado «decir no al veneno del odio», y ha reclamado a la oposición «altura parlamentaria».

Sánchez ha reclamado no apropiarse de «la bandera que nos une» para avivar la crispación. Pero tras una dura ronda de grupos, en la que se ha llevado los mayores reproches de la bancada de la derecha, ha cargado contra los líderes del PP y VOX, a quienes ha situado al mismo nivel. «Casado y Abascal, tanto monta, monta tanto», ha dicho Sánchez, quien ha acusado a Pablo Casado de «utilizar los muertos contra el Gobierno de España, como ha hecho siempre el PP cuando ha estado en la oposición», y le ha vuelto a aconsejar que «no se sume» a Abascal, porque así hace «pequeño» a su partido y «grande a la ultraderecha».

Lo último en España

Últimas noticias