Memoria histórica

Sánchez se lleva en un Airbus al ‘sindicato de la ceja’ para el homenaje revisionista a Azaña

Sánchez, ante la tumba de Azaña en Francia acompañado de intelectuales y artistas que apoyaron la memoria histórica de Zapatero.

El viaje a las tumbas de Azaña y Machado estaba programado desde antes de que anunciara elecciones para el 28 de abril, pero el jefe del Gobierno lo ha convertido en todo un acto de campaña recuperando a artistas que apoyaron la memoria histórica de Zapatero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rescatado al ‘sindicato de la ceja’ que usó Zapatero para impulsar su proyecto de memoria histórica en el homenaje que 80 años después ha realizado este domingo en Francia al exilio republicano, al que fuera presidente de la II República, Manuel Azaña, y al poeta Antonio Machado, enterrados en Montauban y Colliure, respectivamente.

Si bien el viaje estaba programado desde antes de que anunciara elecciones generales anticipadas para el próximo 28 de abril, lo cierto es que el jefe del Gobierno ha convertido la visita a sendas tumbas en todo un acto de campaña, de propaganda política a favor del revisionismo histórico que ya convirtió Zapatero en una de las señas de identidad de su polémico mandato.

Así, Sánchez ha vuelto a utilizar un avión Airbus del Ejército del Aire, pagado por todos los españoles, para viajar desde Madrid hasta estas localidades del sur del Francia. Y lo ha hecho acompañado a bordo de figuras que ya formaron parte del grupo de artistas e intelectuales que avalaron a Zapatero y que fueron bautizadas como ‘el sindicato de la ceja’. Entre ellas, Almudena Grandes, escritora; Luis Garcia Montero, poeta y actual director del Instituto Cervantes; la cantautora y ex concejala socialista Rosa León, el cantante Paco Ibáñez o el hispanista Iam Gibson.

Desde Moncloa se han distribuido vídeos de algunos de estos artistas haciendo alegatos a favor de la memoria histórica. De igual modo, Sánchez colgando en su cuenta de Twitter una cinta con imágenes de exiliados españoles, en los que la voz de la actriz María Galiana llama a "devolverles su lugar en la historia de España y de sentir orgullo de que se ha cumplido su sueño de una España en libertad, en paz y sin miedos".

Además, han volando en el Airbus presidencial hasta Francia Pilar Nova, presidenta de la Asociación de Descendientes de Exilio Español; Carmen Díaz Berzosa, presidenta de la Amical de Mathausen; el historiador Nicolás Sánchez Albornoz, y familiares de los dos homenajeados como Manuel Álvarez Machado, sobrino de Antonio Machado; María José Navarro Azaña, sobrina de Azaña, y Santiago de Rivas, sobrino nieto del mismo.

Acompañado de esta comitiva, así como de las ministras de Justicia y Educación, Dolores Delgado e Isabel Celaá, Sánchez ha visitado a primera hora la tumba del expresidente Manuel Azaña en el cementerio de Montauban. Ha hecho una ofrenda floral (una corona con la leyenda ‘El Gobierno de España rinde homenaje a Manuel Azaña’) y se ha guardado un minuto de silencio.

Placa conmemorativa

Después se ha descubierto una placa conmemorativa (‘El Gobierno de España, con motivo del 80 aniversario del exilio republicano español, rinde homenaje a D. Manuel Azaña, presidente de la II República, fallecido en el exilio’) en homenaje al último presidente de la II República, hasta 1939. También en Montauban, el presidente visitó poco antes el Liceo Público Manuel Azaña.

Además, Sánchez visita este domingo en Collioure la tumba del poeta Antonio Machado y el Hostal Quintana, donde murió el escritor hace 80 años. Y luego el presidente del Gobierno interviene en Argelès-sur-Mer con una visita al Cementerio de los Españoles.

Fuentes gubernamentales explicaron esta semana que la jornada pretende homenajear a la memoria democrática de España visitando lugares que alojan "el sentimiento político del exilio" tras la Guerra Civil, informé Ep.

Así mismo, tal y como informó OKDIARIO, no ha participado ninguna autoridad francesa destacada, ya que el Gobierno socialista ha procurado que las protestas de los CDR separatistas no tuvieran eco en medios franceses. La versión oficial de Moncloa es que se trataba de una "ceremonia sobria".

Lo último en España